Las condiciones anómalas del mar, el pasado viernes, producto de los efectos del tsunami que se derivó del terremoto japonés, provocaron inconvenientes en zonas de la Península de Santa Elena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.