La desigualdad en los sueldos; en la preparación académica y en la dotación de implementos básicos para el desarrollo de las clases son parte de las carencias que afrontan muchos maestros, quienes creen que sus esfuerzos por enseñar y mejorar la educación aún no son considerados “dignamente (bien remunerados)”, como quisieran. El profesor Héctor Williams Correa Alvarado tiene más de 20 años como profesor. Ha recorrido cinco instituciones educativas impartiendo su conocimiento y dice que no ha perdido el entusiasmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.