Ella es obviamente la señorita del título, y de qué manera. La obra pertenece a August Strindberg, el dramaturgo sueco que en el siglo XIX alteró la faz del teatro de su época con la incorporación de un realismo psicológico en escenarios donde hasta ese momento todo parecía banal. “A pesar de las crueldades que dice, la señorita Julia es una víctima de la época que le tocó vivir”, enfatiza Luciana. Esta actriz también se desenvuelve entre la televisión y el teatro. Últimamente la vimos en La gata sobre el tejado caliente y ahora prepara Sopla, a estrenarse en junio en el Centro de Arte. Maquillaje Paola Morales, Make Up Peinado Norma Caiche

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.