La alegría está en el Cabo Rojeño. El grito de gol, la espuma de cerveza y la salsa que echa candela viven ahí. Este bar nació para la rumba el 13 de julio de 1983 en Zaruma y Rumichaca. Siendo sus autores materiales e intelectuales los hermanos Pinargote Brito: Yoyo –fanático de Barcelona y Héctor Lavoe– y Galo –hincha de Emelec y la Sonora Ponceña–. A finales de los setenta en Nueva York visitaron el bar salsero Cabo Rojeño (nombre en honor a los nacidos en Cabo Rojo, Puerto Rico). Ese nombre le dieron al suyo. “Comenzamos con unos mil discos de vinilo”, recuerda Yoyo en el bar, desde 1991 ubicado en Rumichaca 615 entre Quisquís y Urdaneta con atención de lunes a sábados de 16:00 hasta la medianoche. Videógrafo: Jaime Freire G. Efecto de audio: Writing, de digifishmusic. Licensed under Creative Commons.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.