Sicarios de tinta, esbirros, cobardes, miseria humana, prensa corrupta. ¿Cómo alguien puede dedicarse a una profesión así? Ser periodista es algo que se lleva por dentro, es una vocación. Es una actividad constantemente criticada por los grupos de poder, pues a ninguno le gusta ser fiscalizado. Un grupo de hombres y mujeres dedicados a esta actividad cuentan por qué se dedican a diario al periodismo. Videógrafo: Jaime Freire G. Música: St Adam – Oh my love, Grandpa’s watch

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.