Cuatro centros sefarditas reúnen a 300 familias de la ciudad que buscan o han encontrado ya sus respuestas al inexplicable amor que sienten hacia Israel y su pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.