Los permisos de construcción en metros cuadrados otorgados por la Alcaldía de Cochabamba crecieron en 226 por ciento entre 2001 y 2010, lo que llevó a la ciudad a ser la primera en el país en ese ámbito.

Datos publicados recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que en 2001 el municipio autorizó construcciones en 260.933 metros cuadrados y en 2010 la cifra se elevó hasta 849.406. El mayor crecimiento se registró entre 2009 y 2010, de 644.938 hasta 849.406 metros cuadrados.

Después de haber ocupado desde 2001 el segundo lugar en permisos de construcción aprobados, la ciudad de Cochabamba terminó 2010 en el primer sitio, desbancando a La Paz que cayó hasta el tercer puesto después de Santa Cruz.

En 2001, la Alcaldía paceña autorizó construcciones en 408.850 metros cuadrados y en 2010 unos 820.692. En tanto que en Santa Cruz, en el mismo período, fueron registrados permisos para 129.636 metros cuadrados y 10 años después la cifra se situó en 849.169.

En todo el país, los permisos crecieron en 268 por ciento, de 799.420 metros cuadrados habilitados para construir en 2001 hasta 2.941.966 en 2010.

Oferta y precios

El aumento de la oferta de construcción en la ciudad de Cochabamba coincidió con un incremento del precio de las viviendas.

Según el informe del INE, el Índice de Costo de la Construcción subió de 104,3 en 2003 a 151,77 en 2010, es decir en un 46 por ciento.

La ciudad capital en la que el índice se elevó más fue Santa Cruz con un alza de 60 por ciento y en tercer lugar está La Paz con 40 por ciento.

Por tipo de construcción, en Cochabamba, los que más subieron de precio fueron los edificios residenciales urbanos con crecimiento del índice de costo de 72 por ciento de 102,75 a 177,10, desde 2003. Los edificios no residenciales experimentaron un alza de 65 por ciento, de 102,41 a 168,70.

Mano de obra en la ciudad

Costo

De acuerdo con el informe del INE, las remuneraciones de la mano de obra en el sector construcción en Cochabamba crecieron en 115 por ciento.

Índice

El índice del costo de los salarios en el rubro incrementó de 102,82 a 220,74 entre 2003 y 2010, según el INE.

PERMISOS APROBADOS 2006 – 2010

(En metros cuadrados)
Ciudad 2006 2007 2008 2009 2010
Sucre 57.392 40.256 40.085 61.104 64.628
La Paz 799.020 916.364 927.928 694.581 820.692
Cochabamba 379.831 355.428 538.643 644.938 849.406
Oruro 144.043 133.853 211.058 144.496 137.875
Potosí 160.301 107.740 126.968 77.103 84.465
Tarija 54.741 79.882 61.342 61.289 36.629
Santa Cruz 368.542 404.122 424.977 381.917 849.169
Trinidad 20.096 23.053 44.118 63.365 70.512
Cobija 38.024 28.846 39.351 51.532 28.590
Fuente: INE

Importaciones y exportaciones para el sector

Las estadísticas del INE muestran que las importaciones de insumos para la construcción superan en gran medida a las exportaciones en el mismo rubro.

El valor de la importación de materiales creció en 304 por ciento entre 2001 y 2010, de 160.979.131 dólares a 649.666.018.
En cambio, el valor de las exportaciones incrementó en sólo 92 por ciento, de 43.219.996 dólares a 82.791.462 dólares.
La diferencia entre las importaciones y las exportaciones para la construcción en 2010 fue de 566.874.556 dólares.

Ventana

“Los empresarios de Cochabamba ante nuevos retos”

Jorge Rada A., Ex vicepresidente de la FEPC, expresidente y director de Cadexco

En un modelo económico mixto eficiente el sector público debiera desarrollar proyectos estratégicos que tengan rentabilidad social antes que económica, con inversiones de magnitud. Por el lado del empresariado privado se requieren iniciativas con elementos técnicos permitiendo que los capitales internacionales y nacionales puedan clarificarse y asegurarse.

La incapacidad de concertación entre el sector público y el privado se hace notoria en Cochabamba, donde la entidad matriz del empresariado privado ha ingresado en un tobogán de debilitamiento institucional que le impide actuar estructuralmente en la planificación regional y en el fortalecimiento de las instituciones.

Si la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC) se muestra dividida, fragmentada y debilitada, es muy difícil que sus ideas se proyecten, ya que el esfuerzo de los dirigentes se reduce a procurar una gobernabilidad institucional sin ninguna autoridad hacia adentro y menos hacia afuera.

Ojalá que en las próximas elecciones de la FEPC se logre el fortalecimiento interno que genere una representatividad suficiente para conectarse con los estamentos públicos y estatales, procurando la realización de un plan de desarrollo bien estructurado que utilice los criterios técnicos para racionalizarlo.

Junto a esta tarea, la FEPC debe procurar su reestructuración captando a los nuevos empresarios que hoy se mueven fuera de las entidades gremiales, explicando que el concepto de empresario privado ha cambiado y que debe adecuarse a la nueva realidad nacional trabajando con transparencia, legalidad y solidaridad social, debiendo recibir a cambio estabilidad social y seguridad jurídica.

Estas tareas serían más fáciles si en la actual dirigencia empresarial gremial y en la próxima directiva a ser elegida se conceptualice que los intereses nacionales, departamentales y empresariales debieran estar siempre por encima de los egoísmos sectoriales y deseos de simple figuración personal que actualmente impiden actuar con racionalidad, bloquean el espíritu de concertación proactiva y privilegian más bien la negatividad reactiva que hoy impera en la mayoría de las cámaras y asociaciones.

Ojalá que esta reflexión permita orientar a los representantes sectoriales para que actúen sensatamente y renuncien a las posiciones de conflicto que hoy se sienten en lo profundo de la FEPC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.