Al menos 8.000 familias resultaron damnificadas en Bolivia desde que se desató, en diciembre del pasado, el fenómeno meteorológico La Niña, , que además se cobró la vida de 10 personas, informó el lunes el viceministro de Defensa Civil, Óscar Cabrera.
“Estamos hablando de alrededor de 8.000 familias y este número va aumentado en cuestión de 2 ó 3 días, entonces es una características del fenómeno de La Niña”, indicó.
En la oportunidad, Cabrera confirmó que más de 500 familias fueron afectadas por el desborde del Río Acre, en el departamento de Pando.
“Mañana personalmente vamos a estar nuevamente en (la ciudad de) Cobija (capital de Pando) coordinando con todas las autoridades y vamos a tomar algunas acciones”, aseguró.
Maridaje entre masas de agua caliente intramarina y frentes de aire frío y vientos alisios, La Nina, desató feroces aguaceros en los Andes, subandino y Amazonia de Bolivia y, por contraste, sequías en tierras bajas.
Sólo la semana pasada segó la vida de 10 personas, la mayor parte de ellas en la ciudad de La Paz, en cuyas colinas, donde las casas parecen colgar, se han registrado derrumbes.
Fuente: ABI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.