La subcentral del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) abrió ayer la posibilidad de establecer un diálogo con el Gobierno respecto al carácter intangible de esa gran reserva natural y una alternativa al tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

La posibilidad de diálogo fue abierta por Fernando Vargas, presidente de la subcentral Tipnis tras conocer el criterio “muy personal” del expresidente de la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) Celso Padilla, quien se mostró contrario a una nueva marcha indígena y partidario de un diálogo “sincero y transparente” con el Gobierno para evitar posibles enfrentamientos.

“Primero, respetamos la posición del hermano Padilla, no tenemos por qué cuestionarlo, y segundo, la reunión con el Gobierno es posible”, sostuvo a tiempo de condicionar este encuentro a una revisión de la Ley 222 de Consulta Previa y la búsqueda de una alternativa de tramo que evite cruzar el corazón del Tipnis.

Reiteró que la revisión de la Ley 222 es posible considerando que esta norma fue promulgada a destiempo y desconociendo los derechos de los pueblos indígenas. Además, sostuvo que la búsqueda de una alternativa al tramo II de la carretera a Beni es viable en función a los estudios realizados por varias instituciones técnicas, que el Gobierno siempre se negó a considerar.

Al respecto, el presidente de la Defensoría del Pueblo, Rolando Villena, quien estuvo ayer en Cochabamba, se abstuvo de emitir criterio mientras no tome conocimiento oficial de la predisposición al diálogo por parte de los máximos dirigentes de la subcentral Tipnis y la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob).

Durante el feriado de Carnaval, la dirigencia indígena de tierras bajas liderada por su presidente, Adolfo Chávez, se reunió en Trinidad  y analizó el tema, rechazando la consulta previa promovida por el Gobierno sobre el Tipnis respecto al término de intangibilidad.

Asimismo, los pueblos moxeños decidieron, antes de que se reúna la comisión de la Cidob, realizar un encuentro similar este fin de semana en Trinidad, para tener un firme posicionamiento con relación a la realización de la  IX Marcha Indígena.

Por todo ello, Vargas dejó en claro que, pese a la predisposición al diálogo, mientras no exista acercamiento alguno entre los pueblos indígenas y el Gobierno, prosiguen los preparativos para concretar la IX Marcha Indígena en defensa del carácter intangible de la zona protegida y contra la construcción de cualquier carretera por el corazón del territorio indígena y parque nacional.

Fuente: Los tiempos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.