Un brote de la rabia bovina fue detectado en los últimos días en la provincia Guarayos, departamento de Santa Cruz, donde al momento 33 animales perdieron la vida, reportó la radio “Santa Cruz” de la Red Erbol.


La Federación de Ganaderos de Santa Cruz informó que las autoridades del Ministerio de Salud ya se encuentran movilizadas y se está procediendo con la respectiva vacunación de los animales en las haciendas de la zona.


El gerente general de Fegasacruz, Héctor Sandoval, pidió a los ganaderos decapitar a sus animales si contraen la rabia bovina y luego incinerar la carne porque ya no sirve para el consumo humano.

Aunque advirtió que algunos malos ganaderos están vendiendo esa carne contaminada a los consumidor sabiendo que dicha acción se llama un claro atentado contra la salud pública.


“A los animales con esta enfermedad se tiene matar, quemar, incinerar, salarla del lugar, evitar manipular porque puede existir algún tipo de contagio mediante el alimento que se proporciona con la mano a otros animales”, sostuvo.


Pidió a la población denunciar si constatan que algunas personas están vendiendo carne contaminada al consumidor.

Fuente: Erbol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.