El municipio de Cercado formalizó, ayer ante el Ministerio Público, una demanda a la empresa Estrutec, adjudicataria de la construcción de la Estación Policial Integral (EPI) de la zona sur de la ciudad.

 Según la directora jurídica del municipio, Cynthia Escobar, “Estrutec se ha adjudicado la EPI pero con un claro favorecimiento de la comisión calificadora, por cuanto ésta habría indicado a la empresa que debería modificar ciertos documentos de la propuesta con el propósito de beneficiarse con la adjudicación”, dijo.

Según Escobar, con esta intervención se sienta un precedente de lucha contra la corrupción.

En tanto, la vocera de la Alcaldía, Elba Morales, agregó que los cinco miembros de la comisión calificadora y el representante legal de la empresa Estrutec habrían cometido los delitos de falsedad material e ideológica, uso de instrumento falsificado, incumplimiento de deberes y daño económico al Estado.

Irregularidad

“Se presume que estas personas (comisión calificadora) habrían coadyuvado a la empresa para que ésta se adjudique la licitación.

Esta instancia determinará qué tipo de responsabilidades tienen cada uno de ellos o algunos de ellos”, añadió Elba Morales.

Morales sostuvo que durante el allanamiento realizado ayer por la mañana por el Ministerio Público, en coordinación con la Policía Nacional y la Dirección Jurídica de la Alcaldía de Cercado, “se pudo encontrar bastantes elementos de prueba que van a ser analizados por la representante de la Fiscalía”.

La EPI de la zona sur, la primera de las cuatro que deben ser construidas en el municipio de Cercado, demanda un costo aproximado de 10 millones de bolivianos.

Morales sostuvo que “ya se iniciaron los trabajos, lo que se está previendo es que —a nivel interno del municipio— se puedan paralizar estas obras tomando en cuenta que hubo irregularidades en su adjudicación”.

Según la vocera, el municipio analiza la posibilidad de declarar desierta la adjudicación. Aclaró también que no se hizo anticipo económico alguno a la empresa adjudicataria.

Fuente: Los tiempos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.