Los cuerpos sin vida de Verónica Peñasco Layme, jefa de prensa de la radio San Gabriel de la Red Erbol, y de su hermano Victor Hugo, locutor de la emisora  Pachakamasa, fueron encontrados en las últimas horas en la morgue del Hospital de Clínicas de la ciudad de La Paz.

Ambos salieron a trabajar a las 04.30 del pasado sábado de su casa, ubicada en la zona Franz Tamayo de El Alto, carretera a Laja, y desde entonces desaparecieron misteriosamente, según el relato de los familiares de estos periodistas víctimas de la inseguridad ciudadana en la urbe alteña.

Se conoce que la reconocida periodista, una mujer de pollera que además era presentadora de un noticiero bilingüe de Bolivia TV, se dirigía a la radio San Gabriel, donde tenía que presentar su programa de los sábados desde las 06.00.

De acuerdo al informe preliminar de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de El Alto, los hermanos Peñasco Layme habrían sido “cogoteados” por antisociales aún desconocidos.

Una de las tías de los fallecidos afirmó que al inicio de la desaparición de los hermanos Peñasco habían pensado que estaban de viaje por razones de trabajo o cobertura periodística, pero cuando ya no contestaron sus teléfonos móviles ni se reportaron por ningún medio, empezaron a buscarlos y que esta mañana los encontraron en la morgue.

Los familiares y compañeros de trabajo de las víctimas indicaron que los cuerpos de  Verónica y Víctor Hugo habrían sido abandonados a pocas cuadras de su casa y suponen que ambos subieron esa madrugada del 25 de febrero a un minibús, donde habrían sido “cogoteados” por antisociales desconocidos.

“Estamos consternados, no habían avanzado ni cinco ni seis cuadras de su casa y ahí mismo habían sido (asesinados), ahora  como siempre nadie hace nada por estas muertes, El Alto se está volviendo en una zona roja”, lamentó Antonio Gutiérrez, compañero de trabajo de la periodista.

Jaime Calderón, director de radio San Gabriel, recordó que Verónica era una profesional del periodismo muy responsable y capaz.  “Es una gran pérdida, lamentamos mucho, ahora los familiares deben saber que contarán con todo el respaldo económico de nuestra institución”, apuntó.

Hasta el medio día, los cuerpos de los hermanos Peñasco Layme seguían en la morgue, mientras sus familiares hacían los trámites respectivos para sacarlos y llevar adelante los actos fúnebres.

Fuente: Erbol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.