La Aduana Nacional de Bolivia (ANB) podrá en funcionamiento el sistema de control que flujo interno de mercadería nacional o nacionalizada como parte de la política de lucha contra el contrabando que encara la institución, dijo su presidenta ejecutiva interina, Marlene Ardaya.


La funcionaria, en conferencia de prensa, explicó que el sistema consiste en un formulario de nombre FIM, mismo que servirá para que las empresas nacionales e importadoras de productos registren la mercadería que despachan desde sus almacenes a las distintas tiendas o comercializadores en el país.


Indicó que inicialmente será una aplicación piloto del sistema, para lo cual se tienen registradas cuatro empresas que deberán llenar sus respectivos formularios a fin de hacer el seguimiento y control de la mercadería que despachan a sus clientes.


“Estamos hablando de un proyecto de facilitación y lucha contra el contrabando, porque habíamos notado que estaban tratando de fraccionar las mercancías de contrabando a través de las rutas. 


Características y forma de aplicación del FIM


Helmuth Pardo, gerente nacional de Sistemas de la ANB, indicó que el sistema FIM consiste en el registro de una determina empresa que requiere llevar su mercadería a una tienda comercial u otro sitio del país.


Lo que tiene que hacer esa empresa –explicó– es conectarse, a través del internet, con el sistema FIM, para lo cual hay un usuario y clave asignado por la administración aduanera, con lo cual podrá acceder al formulario y declarar el flujo interno de mercancía.


“Qué tiene este formulario, tiene la información del importador o la empresa, los datos del destinatario de la mercancía, dónde va ir la mercancía en flujo interno, los datos de la empresa o medio de transporte que va a transportar la mercancía, datos del conductor, la ruta que seguirá desde la fábrica hasta la tienda comercial, además de la descripción de la mercancía”, apuntó.

Una vez que este formulario es llenado por el responsable de la industria que desea transportar su mercancía, lo que pasa a continuación es el traslado de la misma en el camión. Si este camión es detenido en la ruta por un efectivo del COA, éste estará con los elementos para hacer el control a partir de la lectura del código de barras que tiene el formulario FIM en su parte inferior. Eventualmente, el COA, también se podrá contactar con el sistema informático de la ANB a través de internet, para hacer cualquier verificación.

Este control se realizará a partir del formulario llenado. En este caso asumiendo que los controles han sido validados, lo que va pasar es que medio de transporte va llegar sin ninguna novedad a la tienda comercial, apuntó.

Fuente: Erbol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.