El ampliado de la Central Obrera Boliviana (COB), principal organización de los trabajadores en el país, realizado ayer en la ciudad de La Paz, determinó fijar una canasta familiar de 8.300 bolivianos como base para la negociación salarial, además, determinó no participar en la marcha en defensa del TIPNIS.

Simeón Jaliri, dirigente de la Confederación de Campesinos de Bolivia, afiliada a la COB, según un reporte de radio Patria Nueva, informó que el tema salarial es  fundamental para los trabajadores, por ello definieron un monto de la canasta familiar para negociar con el Gobierno el incremento salarial.
Así también manifestó que decidieron no participar en la marcha de defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), que anunciaron los indígenas de tierras bajas, porque consideran que es un conflicto que debe solucionarse entre los involucrados.
En ese marco, dijo, la COB convocará a ambos grupos de indígenas, quienes piden una carretera y quienes la rechazan, para lograr acuerdos y contar con una solución.
Jaliri indicó que además de estos aspectos, el ampliado de los trabajadores aprobó como parte del pliego petitorio que será entregado al Gobierno, reestructuración de la Caja Nacional de Salud, reactivación del aparato productivo, seguridad ciudadana, creación de fábricas, inversión en proyectos mineros y abrogación del Estatuto del Funcionario Público, entre otros.
El ampliado de la COB contó con la participación de 59 sectores afiliados al ente matriz, presencia que fue destacada por el ejecutivo Juan Carlos Trujillo.

Fuente: Abi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.