El presidente de Estado participa este martes el aniversario de la ciudad de El Alto, importante nicho electoral, donde la noche del lunes un grupo de opositores impidió su participación en la efeméride, según imágenes de la televisión estatal.

Morales intervino junto al vicepresidente Alvaro García en una ceremonia ecuménica con la participación de la iglesia católica y protestante, además de un chamán aymara.

El rito aymara, de invocación a la ‘Pachamama’, la madre-Tierra indígena, se llevó a cabo, al igual que los otros actos conmemorativos por el 27 aniversario de El Alto, en medio de una incesante lluvia.

El mandatario boliviano preside un desfile cívico-militar junto al gobernador de La Paz y el alcalde de El Alto, ambos miembros del partido oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), que gobierna el país desde 2006.

Morales se vió impedido la noche del lunes de participar en los actos de aniversario debido a la acción de unas 30 personas que se manifestaron, impidiendo el ingreso a la alcaldía de El Alto, donde iba a desarrollarse una sesión de honor.

El ministro de Trabajo, Daniel Santalla, justificó después que un “grupo de provocadores, que pertenecen al MSM (Movimiento Sin Miedo, centroizquierda), de gente desplazada”, pedían la instauración de la pena de muerte ante la creciente inseguridad ciudadana y lanzaban arengas contra el gobierno.

La autoridad no precisó si Morales intentó llegar a la sede de la alcaldía de El Alto, donde estaba programada la ceremonia, o si directamente canceló su asistencia.

Fuente: El dia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.