El ministro de Gobierno, Carlos Romero, y el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), coronel Jorge Toro, presentaron esta noche ante los medios a Félix Fernando Yupanqui Condori, alias “El Matón”, y Adalid Mamani Paz, alias “El Botija”; sin embargo, no explicaron su presunto vínculo con el asesinato de los hermanos Verónica y Víctor Hugo Peñasco Layme, pese a la insistencia de los periodistas.

Cuando una de las periodistas, que asistió a la presentación de los supuestos cogoteros, consultó a Toro sobre los elementos e indicios que los vincularía a El Matón y El Botija con el doble asesinato perpetrado el pasado 25  de febrero en El Alto, la autoridad policial no dijo absolutamente nada y cedió de inmediato el micrófono al ministro Romero.

A su turno, el Ministro sólo se limitó a decir: “Quiero apelar a la comprensión de ustedes, pero no queremos entorpecer las investigaciones, si bien estos operativos se desarrollaron ayer, hemnos esperado hasta ahora la presentación de los sospechosos para que se desarrollen algunas diligencias a nivel del Ministerio Público y para facilitar el curso posterior de las investigaciones”. Pero “ambos tienen antecedentes policiales”, apuntó.

Por su parte, la defensa de ambos aprehendidos, Guillermo Llajsa, puso en duda la presentación de los supuestos asesinos. “Ahora estoy más convencido de que mis defendidos son inocentes, porque en ningún momento han presentado las cuerdas con las que supuestamente habrían estrangulado a los periodistas, tampoco la prenda íntima (de Verónica)”, enfatizó.

Antecedentes

 A las 05.00 del 25 de febrero, los hermanos Peñasco salieron de su domicilio con destino a su trabajo. A las 06.45, la Unidad de Bomberos de El Alto dio parte sobre la muerte de dos personas en el camino a Laja.

A las 07.35, la División Homicidios de la Felcc procedió al levantamiento de los dos cadáveres, se trataba de los hermanos y periodistas Peñasco Layme.

El 7 de marzo, se hizo la aprehensión de “El Matón” y “El Botija”, gracias a la cooperación de los grupos de Inteligencia de la Policía Boliviana y de la Felcc. Además, al momento se encuentran dos personas identificadas, pero prófugas, entre ellas “La Hilda”.

Prontuario policial de los aprehendidos 

Félix Fernando Yupanqui Condori (El matón quita calzón) es la cabecilla de esta organización criminal, está involucrado en diferentes casos delictivos y tiene diferentes identidades.

“Actualmente, por una fotocopia de carné de identidad, está registrado con el nombre señalado, pero en otras organizaciones criminales tiene otras identidades”, dijo Toro.

Asimismo, Félix Yupanqui habría estado involucrado con otra asociación delictuosa, de la que también existen dos personas prófugas

El presunto cogotero  Adalid Mamani Paz tiene también antecedentes de tentativa de asesinato, violación y robo agravado, registrados en junio de 2010.

Según Toro, en este caso se trata del clan familiar Mamani Paz. Así, este grupo habría empezado un 16 de mayo de 2011 con un delito en la ciudad de Santa Cruz.

Luego estuvo involucrado en un hecho de tentativa de asesinato, violación y robo agravado. Posteriormente, Adalid Mamani también habría cometido otro delito con otros cómplices y en fecha 10 de agosto de 2011, cuando se registró un robo agravado en la ciudad de La Paz, donde se aprehendieron a cinco personas, uno de nacionalidad colombiana.

Vínculos familiares 

 También “tenemos vínculo delictuoso a través de diferentes figuras delictivas. Ahí vemos un robo agravado donde se encuentra a René Mamani, hermano del actual aprehendido Adalid Mamani”, señaló Toro.

Botijas ya fue imputado el 6 de julio de 2010 por tentativa de asesinato, violación y robo agravado. Pero hubo una transacción de estos delincuentes. René Mamani Paz, por la suma de 1000 dólares, hizo la transacción con la parte interesada de la víctima.

Objetos presentados en los operativos en El Alto

 Junto a Botija y Matón fueron presentados prendas de vestir de mujer, prendas intimas con sangre, una chamarra con sangre, sogas, instrumentos punzo cortantes, celulares, uniforme de policías y documentos.

Entre enero y febrero

 Señaló que entre los dos primeros meses de este año, se desbarataron cuatro bandas criminales del clan familiar.

“En enero y febrero, total de casos (o bandas desbaratadas) cuatro, 18 personas aprehendidas, 8 vehículos secuestrados, 17 víctimas o muertes de persona y dos autos quemados por la multitud de la ciudad de El Alto”, explicó.

Fuente: Erbol

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.