Centenares de choferes de una línea de servicio de transporte público del valle bajo de Cochabamba bloquean, desde las 05.00 de este miércoles, la carretera que une las ciudades de Cochabamba y Oruro, exigen la construcción de la doble vía Quillacollo-Suticollo.
 
Los choferes de la línea 208 trasladaron sus vehículos a la carretera y anunciaron que mantendrán esa extrema medida hasta que las autoridades del gobierno nacional cumplan con el compromiso de la construcción de la carretera.
 
El representante regional de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), Francisco Vega, calificó de precipitada la medida de presión, porque ya existe el financiamiento para la construcción. Sólo pidió comprensión y mesura a los movilizados.
 
En tanto, los transportistas dijeron que se cansaron de reclamar a las autoridades y que como respuesta sólo hay indiferencia. Indicaron que es alto el índice de accidentes que se reportan, por la peligrosidad de la vía.
 
Fuente: Erbol

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.