Erick Fajardo, ex vocero de Manfred Reyes Villa, descartó que el ex prefecto de Cochabamba se postule como candidato en las elecciones presidenciales del año 2014.

Señaló que por ahora no puede pensarse en una verdadera oposición al Gobierno, cuando los líderes con la capacidad de hacer frente al Movimiento al Socialismo (MAS) se encuentran fuera del país “perseguidos a consecuencia del supuesto manejo político de la justicia”. Sin embargo, Fajardo abrió la posibilidad de una futura postulación en posteriores comicios, toda vez que se reconstruya la oposición en el país y se pueda hacer frente al “monopolio político” del Jefe Nacional del MAS, Evo Morales.

“Mientras haya un Evo Morales en el poder, un Manfred Reyes Villa va seguir siendo una opción de poder… como la única perspectiva de recuperación de la República que hoy está en la idea de cada boliviano y es el horizonte al que hay que brillar, queremos un estado de derecho, libertad de expresión una justicia independiente, yo creo que más allá de una candidatura Manfred está más preocupado por recuperar un instrumento electoral y una justicia creíble e independiente, yo veo un Manfred presidente más adelante”, sostuvo Fajardo a Cadena A en contacto desde Estados Unidos.

“La unidad de los opositores no puede pensarse mientras están ausentes del país expatriados más de la mitad de los líderes de la oposición, como el caso de Pepe Lucho Paredes en La Paz, Mario Cossío en Tarija, o, el mismo Manfred en Cochabamba, es imposible pensar en una unidad de la oposición que no considere que la realidad política”, manifestó.

Reyes Villa fue candidato a la Presidencia en las elecciones de 2002 y 2009, fue alcalde de Cochabamba durante los años 1993 – 2000 y fue prefecto del Departamento la gestión 2006 y 2008, cargo que dejó tras la realización del Referéndum Revocatorio aprobado por la Cámara de Senadores, cuya mayoría respondía al lineamiento de la desaparecida agrupación ciudadana Podemos.

Reyes Villa salió del país el 14 de diciembre de 2009, en la actualidad enfrenta 20 procesos judiciales e investigaciones por supuesta corrupción pública, por lo cual vive legalmente en los Estados Unidos.

Señaló que por ahora no puede pensarse en una verdadera oposición al Gobierno, cuando los líderes con la capacidad de hacer frente al Movimiento al Socialismo (MAS) se encuentran fuera del país “perseguidos a consecuencia del supuesto manejo político de la justicia”. Sin embargo, Fajardo abrió la posibilidad de una futura postulación en posteriores comicios, toda vez que se reconstruya la oposición en el país y se pueda hacer frente al “monopolio político” del Jefe Nacional del MAS, Evo Morales.

“Mientras haya un Evo Morales en el poder, un Manfred Reyes Villa va seguir siendo una opción de poder… como la única perspectiva de recuperación de la República que hoy está en la idea de cada boliviano y es el horizonte al que hay que brillar, queremos un estado de derecho, libertad de expresión una justicia independiente, yo creo que más allá de una candidatura Manfred está más preocupado por recuperar un instrumento electoral y una justicia creíble e independiente, yo veo un Manfred presidente más adelante”, sostuvo Fajardo a Cadena A en contacto desde Estados Unidos.

“La unidad de los opositores no puede pensarse mientras están ausentes del país expatriados más de la mitad de los líderes de la oposición, como el caso de Pepe Lucho Paredes en La Paz, Mario Cossío en Tarija, o, el mismo Manfred en Cochabamba, es imposible pensar en una unidad de la oposición que no considere que la realidad política”, manifestó.

Reyes Villa fue candidato a la Presidencia en las elecciones de 2002 y 2009, fue alcalde de Cochabamba durante los años 1993 – 2000 y fue prefecto del Departamento la gestión 2006 y 2008, cargo que dejó tras la realización del Referéndum Revocatorio aprobado por la Cámara de Senadores, cuya mayoría respondía al lineamiento de la desaparecida agrupación ciudadana Podemos.

Reyes Villa salió del país el 14 de diciembre de 2009, en la actualidad enfrenta 20 procesos judiciales e investigaciones por supuesta corrupción pública, por lo cual vive legalmente en los Estados Unidos.

Fuente : Los Tiempos
[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.