El Vicecanciller Juan Carlos Alurralde afirmó, este lunes, que está abierta la posibilidad de romper relaciones con Estados Unidos (EEUU) siempre y cuando se cometa injerencia en los asuntos internos del país, o, se trate de interferir en la coyuntura nacional, lo que podría derivar en el cierre de la Embajada norteamericana, tal como advirtió el presidente Evo Morales el fin de semana.

Alurralde, tras el acto de conmemoración de los 100 años del Tratado de Amistad Bolivia – Colombia realizado en la Cancillería, aclaró que a pesar de haberse firmado el convenio marco de mutuo respeto entre ambos países en noviembre pasado, el restablecimiento de las relaciones es un proceso que llevará aún mucho tiempo.

“Bueno, siempre está abierta una posibilidad, de que en caso de una interferencia, intervención, o, un retroceso en las relaciones, por supuesto volveríamos a retirar embajadores (…), esta posibilidad se da no solamente con EEUU, sino con cualquier país”, manifestó Alurralde.

La autoridad intentó minimizar las declaraciones del Jefe de Estado respecto a la advertencia de cerrar la Embajada de EEUU, al considerar que las declaraciones del mandatario fueron para recordar los desencuentros históricos que tuvieron ambos países en el pasado que derivó en el retiro de embajadores el año 2008.

Ante la consulta de los periodistas, si es que el Gobierno tendría al momento algún tipo de información respecto a una posible injerencia en asuntos internos por parte de EEUU en el país, la autoridad respondió, “No absolutamente no hay”.

“La historia que tenemos con Estados Unidos es de encuentros y desencuentros, en el pasado próximo hemos tenido bastantes desencuentros, como el retiro de embajadores que fue el más crítico de las relaciones bilaterales”, señaló.

La posición del Gobierno,  fue expresada el sábado en el ampliado departamental del Movimiento Al Socialismo (MAS) de Cochabamba.

En la oportunidad, Morales señaló que el capitalismo usa la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico para generar convulsiones internas en la región a fin de apropiarse de recursos naturales como el petróleo para pagar sus deudas.

“Yo quiero advertir públicamente, no tengo ningún miedo. Si otra vez la Embajada de Estados Unidos sigue molestando a Bolivia como está haciendo hasta ahora, que mejor cerramos la Embajada de Estados Unidos en Bolivia porque somos antiimperialistas, anticapitalistas y antineoliberales”, manifestó Morales el sábado pasado en Cochabamba.

El 7 de noviembre de 2011, Bolivia y EEUU, firmaron el convenio marco de mutuo respeto, que promete el restablecimiento de los embajadores, apoyo en la lucha contra el narcotráfico sin el retorno de la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA), y el fortalecimiento de relaciones comerciales entre ambos países.

El 28 de Febrero del 2012 una comisión de alto nivel de EEUU, y una comisión boliviana acordaron en La Paz el restablecimiento de los embajadores y la permanencia de La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID),  en apoyo a proyectos de salud por 6 años más.

Fuente : Los Tiempos
[ad#ad-2-300×250]


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.