La decisión de 39 corregidores del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) de marchar desde el 20 de abril no frena la consulta “previa” que el Gobierno quiere efectuar en la zona para lograr apoyo a la construcción del tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos.

El Ejecutivo anunció ayer que la consulta “previa” en las comunidades está en marcha y que será realizada a mediados de mayo a un costo de 10 millones de bolivianos.

Sin embargo, el Ejecutivo reiteró que existe la posibilidad de dialogar con los indígenas para definir un nuevo trazo del camino que no atraviese el Tipnis.

“Estamos trabajando en el prepuesto. Los precios y costos de movilización son muy caros, eso significa que se van a conformar al menos 15 brigadas que van a entrar a consultar. Se necesitan deslizadores, se necesita una serie de apoyos, por lo que aproximadamente va a costar más de 10 millones de bolivianos todo el proceso”, dijo ayer el ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez, durante una conferencia de prensa.

Agregó que funcionarios de su Ministerio ya recorrieron el 60 por ciento de las comunidades del Tipnis y que encontraron consenso para la consulta.

“El protocolo contiene como información básica la metodología y los criterios para realizar la consulta misma, hemos estado conversando con varios corregidores de distintas comunidades del Sécure y también del Conisur y nos han explicado la metodología de consulta (…). Estamos en cronograma para cumplir la Ley 222 y la consulta se va a realizar tal como lo establece la ley”, agregó.

En tanto, Romero dijo que las puertas al diálogo están abiertas, siempre y cuando existan elementos técnicos que sustenten una carretera alternativa por la reserva natural. Además, rechazó la determinación del encuentro de corregidores en Gundonovia de marchar en contra del trazo de la carretera, porque no contó, dijo, con el apoyo de todas las comunidades del Tipnis.

División

Las declaraciones de Romero respecto a que no todos los dirigentes aceptan la marcha y ese supuesto consenso del que el Gobierno habla para efectuar la consulta son, para los indígenas de la Subcentral del Tipnis, resultado de una campaña desplegada por el Gobierno para dividir.

La vicepresidente de la Subcentral, Layda Núñez, dijo que el Ejecutivo, a través de la “distribución de prebendas”, logró que al menos unos 23 corregidores no asistieran al XXX Encuentro de Corregidores, que se realizó hasta el lunes pasado en Gundonovia.

“Las 23 comunidades no han venido al encuentro porque el Gobierno, concretamente el presidente Evo Morales, ese día ha estado distribuyendo una serie de regalos en la comunidad de Oromomo, lo que ha desmotivado que otras comunidades cercanas no bajen a Gundonovia”, denunció.

Nuñez, sin embargo, rechazó que la Subcentral del Tipnis —propietaria legal de la Tierra Comunitaria de Origen Tipnis— esté dividida y agregó que “igual las comunidades que no asistieron a Gundonovia han hecho saber que participarán de la novena marcha”, que comenzará, según la decisión tomada por los corregidores, el 20 de abril próximo.

También negó que toda la Subcentral del Sécure haya faltado al encuentro de corregidores y dijo que sólo cuatro corregidores de esa organización no asistieron.

La Vicepresidente de la Subcentral del Tipnis señaló que una vez que la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) convoque a la tercera Comisión Nacional, todas las comunidades confirmarán su asistencia a la marcha en defensa de la zona protegida.

Romero: Quieren evitar la consulta

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que la novena marcha indígena es una decisión política destinada a evitar que todos los habitantes del Tipnis se pronuncien sobre su futuro a través de la consulta prevista en la Ley 222.

Convocó a la dirigencia de la Subcentral del Tipnis y de la Cidob a iniciar un acercamiento y analizar algunas alternativas con sustento técnico para evitar que la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos afecte el núcleo central de la reserva ecológica.

“No creemos que la mejor decisión sea encarar una movilización cuando las puertas del diálogo de parte del Gobierno nunca se han cerrado”, dijo.

En tanto, el ex Defensor del Pueblo Waldo Albarracín indicó que el solo anuncio de una marcha debe abrir las puertas de un diálogo sincero, transparente entre autoridades de Gobierno y dirigentes indígenas.

CIDOB PREVÉ INVITAR A MORALES A COMISIÓN

Por decisión de la segunda Comisión Nacional ampliada de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob), el presidente Evo Morales será nuevamente invitado a participar esta vez en el tercer encuentro que se realizará a fin de mes en la ciudad de Santa Cruz.

Fuentes de la Cidob indicaron que el propósito es que el Mandatario, y no a través del Vicepresidente o ministros, conozca directamente las resoluciones del encuentro de corregidores y la posición de las comunidades indígenas que habitan el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), respecto al carácter intangible del parque, la consulta previa y la construcción de megaproyectos por el corazón de la zona protegida.

La tercera Comisión Nacional de la Cidob, al margen de definir el lugar de inicio de la novena marcha indígena, aprobará la plataforma de lucha de la caminata sobre la base de un análisis de los compromisos incumplidos de parte del Gobierno y la convocatoria a organizaciones sociales defensoras del medio ambiente y los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas.

Participarán de la reunión a fin de mes presidentes y delegados de base de las 13 organizaciones regionales de la Cidob, la Subcentral del Tipnis e invitados especiales como dirigentes del Consejo Nacional de Marcas y Ayllus del Qullasuyu (Conamaq) que participaron en la octava marcha.

Después de analizar cuál es la ruta más adecuada, los delegados definirán el lugar de inicio de la caminata que puede ser Trinidad, la sede de la Cidob en Santa Cruz, el trópico de Cochabamba o alguna comunidad del Tipnis.

La Subcentral del Tipnis y la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia confían en lograr apoyo de varias organizaciones para la novena marcha indígena. El Conamaq ya confirmó su participación, así como organizaciones de defensores del medio ambiente y activistas.

A IX MARCHA COB ratifica respaldo

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Bolivia (COB), Juan Carlos Trujillo, ratificó ayer el apoyo de la organización que dirige a la novena marcha de los indígenas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

Dijo que aún no decidieron si la COB será parte de la caminata, pero sí confirmó “apoyo moral y material” a esta movilización.

El máximo dirigente de los trabajadores reiteró que el Gobierno debe respetar la ley corta de protección del Tipnis que fue promulgada en octubre de 2011.

CAMPESINOS

Anuncian una contramarcha

El secretario general de la Federación Única de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz, José Luis Chungara, propuso ayer efectuar una contramarcha ante el anuncio de la novena marcha en defensa del Tipnis.

“No podemos seguir con intransigencias, si el Gobierno ha propuesto una consulta, ¿por qué no se la realiza y se esperan las conclusiones? (…) Los trabajadores campesinos de la tierra sugerimos a los sectores sociales una contramarcha para el 20 de abril, en defensa de la Ley de Consulta”, dijo el dirigente.

CONTRA LEY 222

MSM protesta por recurso

El líder del Movimiento Sin Miedo (MSM), Juan del Granado, denunció ayer que el nuevo Tribunal Constitucional actúa con “chicanería”, refiriéndose a la implementación de procedimientos que están demorando la admisión del recurso de inconstitucionalidad de la Ley 222 de Consulta Previa en el Tipnis, interpuesto por diputados de su partido el pasado 27 de febrero.

“Podemos estar frente a una maniobra, a una chicana del nuevo Tribunal, y es que el recurso se resuelva después de la consulta (previa)”, explicó.

Además del MSM, los diputados indígenas interpusieron otro recurso similar contra la Ley 222.

Fuente: Los Tiempos
[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.