Convenio del Presidente e indígenas

El presidente Evo Morales firmó el martes por la noche un convenio con la Central Indígena de la Región Amazónica de Bolivia (Cirabo) para mejorar la calidad de vida de esa población excluida y marginada por muchos años y para impulsar proyectos productivos que apuntan, en el largo plazo, a la autonomía económica y al ejercicio pleno de su soberanía cultural.

En un acto que se cumplió en Palacio de Gobierno, donde llegaron por primera vez los capitanes de esas poblaciones del norte amazónico, Morales destacó el convenio que -aseguró- atenderá las demandas sociales de los indígenas de esa región.

“Por primera vez estoy escuchando algunos nombres de las comunidades o pueblos como Chacobo, Araona, Capawara, Tacana, Camineño, Eseja y Juanignianos”, subrayó el Jefe de Estado al saludar la visita de los representantes indígenas a la Casa de Gobierno.

Morales recordó que por primera vez la Constitución Política del Estado, “que refunda Bolivia en un Estado Plurinacional, los pueblos indígenas más olvidados y abandonados son reconocidos.

Asimismo, dijo que otro paso importante es el reconocimiento del Estado sobre territorios indígenas las denominadas Tierras Comunitarias de Origen (TCO’s), cuyos datos dijo demuestran que se batieron todos los récords desde la fundación de la República.

“Y el tercero, que es lo más difícil es la atención a las demandas sociales, y este acuerdo yo siento que es para atender las demandas sociales”, complementó.

En el acto estuvo presente el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, uno de los principales articuladores del convenio quien aseguró que el documento establece un conjunto de objetivos relacionados al mejoramiento de la calidad de vida de los pueblos indígenas.

“Es un convenio que está destinado a mejorar los ingresos, a ejercer de mejor manera su ciudadanía, a instalar proyectos productivos autónomos, con los propios recursos de los pueblos indígenas para que tengan un mercado local pero que puedan sacar sus productos a nivel nacional”, aseguró.

Quintana afirmó que los objetivos estratégicos de largo plazo, en el restablecimiento de esa relación con el Estado, apuntan “a su autonomía económica, a su identidad plena, al ejercicio de su soberanía cultural”.

El Ministro de la Presidencia informó que el convenio recoge las demandas de los indígenas explicadas en siete idiomas.

“Nuestra admiración por estos pueblos indígenas que todos los días viven en la extrema pobreza, que todos los días están enfrentando carencias de distintas naturalezas, carencias educativas, carencias en cuanto a sus ingresos, carencias en cuanto a los servicios básicos”, sustentó.

En esa dirección, aseguró que es un “convenio respetuoso”, que se asume con la mayor responsabilidad, en que se prevé un conjunto de tareas que cumplir en el menor tiempo posible, que aseguró se cumplirá más allá de la desconfianza natural, “acumulada durante muchos años”, de ausencia del Estado en esas remotas poblaciones.

“Honraremos nuestros compromisos, quiero destacar esta voluntad de los pueblos indígenas del norte amazónico que están aglutinados en la Cirabo, destacar la amplitud, destacar su franqueza y fundamentalmente destacar que los pueblos indígenas no se rinden ante la pobreza, ante la desconfianza, ante la impostura de Organismos No Gubernamentales”, remarcó.

Fuente: Abi

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.