Será usado en prácticas militares y médicas

Investigadores europeos anunciaron ayer la creación de un dispositivo invisible a campos magnéticos estáticos, lo que podría tener aplicaciones prácticas militares y médicas.

Este avance consiste en la creación de campos magnéticos estáticos generados por un imán permanente o una bobina atravesada por una corriente eléctrica continua.

Estos campos electromagnéticos se utilizan ya en imágenes médicas de resonancia magnética y en numerosos sistemas de seguridad, como los de los aeropuertos.

El dispositivo fue inventado por Fedor Gomory y sus compañeros de Eslovaquia y España, está dotado de un cilindro con dos capas concéntricas. Mientras que la capa interior está hecha de un material superconductor que repele los campos magnéticos, la capa exterior está compuesta por un material ferromagnético que los atrae. Situado en el campo magnético, el cilindro no lo perturba y no muestra ni sombra ni reflejo.

Por tanto, un objeto situado en su interior no podría ser detectado magnéticamente y sería insensible al campo magnético en el que se encuentra, explica a la AFP el coautor del estudio, Álvaro Sánchez, de la Universidad Autónoma de Barcelona, quien utiliza el término “invisibilidad”.

“Hay muchas aplicaciones, para coches, barcos o submarinos”, afirmó Sánchez y explicó que el dispositivo podría ser usado para pacientes que tienen un marcapasos, sensible a las ondas electromagnéticas, y que necesita un escáner de resonancia magnética de una rodilla o de otra parte del cuerpo.

Fuente: Pagina Siete

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.