El Gobierno y el pueblo Wenayec, que habita en el margen derecho del río Pilcomayo, en el departamento de Tarija, suscribieron el viernes un convenio destinado a implementar una agenda de desarrollo integral para viabilizar las demandas de este grupo de la población boliviana.

En el acto que se realizó en Palacio de Gobierno con la asistencia de los indígenas, asambleístas plurinacionales y autoridades del Ejecutivo, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, indicó que “tengo la esperanza de saldar deudas históricas con este sector que a veces está invisibilizado, solo se piensa en la Asamblea del Pueblo Guaraní (APG), pero están estas 38 comunidades”.

De acuerdo con el convenio se instalará una oficina para que atienda el problema de la contaminación el río Pilcomayo, se viabilizará una comisión trinacional (Bolivia, Argentina y Paraguay) para gestionar la descontaminación de la cuenca del río y se impulsará el proceso de carnetización en la zona.

El Capitán Grande del pueblo Wenayec, José López, abogó principalmente por acciones orientadas a salvar al río Pilcomayo, en la parte boliviana, en la cual ya no se encuentran sábalos para la pesca, resultado del “proyecto, que impulsa Argentina, Pantalón que desvía las aguas del río dentro del bañado de la Estrella y no deja migrar los sábalos que están detrás de ese muro”.

Manifestó que hasta la fecha las acciones orientadas a limpiar el río se realizan por las gestiones de la gobernación de Tarija, pues la Cancillería boliviana no participa y no hubo un contacto con Argentina para “ver si ellos permitirán el colocado de herramientas en su territorio para el dragado del río”.

El convenio, según dijo Romero, también incluye la atención de temas de salud, educación, vivienda y saneamiento de tierras.

Asimismo los representantes del pueblo Wenayec solicitaron ser parte del proceso de cambio que lidera el presidente Evo Morales desde 2006, y aportar a la revolución de los pueblos indígenas, tomando en cuenta que este sector, según López, fue marginado en anteriores gobiernos.

Por su parte el jefe de Estado destacó esa postura y aclaró que el proceso de cambio no es propiedad de nadie sino de todos los bolivianos.

Fuente: Abi

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.