Par de viejitos besándose

Una vida plena, una vida sana, supone también una vida sexual activa. También cuando llega la vejez, cuando se alcanza eso que llamamos tercera edad. Un estudio confirma ahora que en España la vida sexual existe pasados los 65 años.

Las prácticas menos habituales son la masturbación y el sexo oralSegún los resultados de un trabajo publicado en The Journal of Sexual Medicine, el 62% de los hombres y el 37% de las mujeres mayores de 65 años son sexualmente activos en España.

Los resultados, basados en la Encuesta Nacional de Salud y Sexualidad realizada en 1.939 ancianos heterosexuales durante el año 2009, revelan que las prácticas sexuales más habituales son los besos, las caricias y la penetración vaginal. Por el contrario, las menos practicadas son la masturbación y el sexo oral.

Entre los factores que limitan la actividad sexual se encuentra ser mayor de 75 años; no tener pareja; poseer un bajo nivel educativo; una mala percepción de la propia salud y la sexualidad; padecer dos o más enfermedades crónicas y tomar dos o más medicamentos.

Cuatro veces al mes

Según ha explicado a la Agencia SINC el investigador principal, Domingo Palacios, de la Universidad Rey Juan Carlos I de Madrid, “esta investigación permite conocer una realidad social no suficientemente tratada en España: la sexualidad y las personas mayores”.

El estudio permite conocer una realidad poco tratadaEn 2006, otro estudio dado a conocer en el Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC) mostró que el 60% de las personas mayores de 65 años decía tener relaciones sexuales con una frecuencia media de cuatro veces al mes.

En aquel trabajo, realizado en más de un centenar de personas por médicos de familia de Cataluña, la mayoría reconocía que aunque sus relaciones habían sufrido cambios a causa de la edad, no por ello eran “menos satisfactorias”.

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.