Construccion de carretera a San Ignacio de Moxos paralizada

El Gobierno anunció que está dispuesto a asumir las consecuencias económicas ante una posible demanda que pueda interponer la empresa constructora brasileña OAS por la paralización de obras de la carretera San Ignacio de Moxos-Villa Tunari en el tramo (II) que pasa por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, manifestó esa decisión del Órgano Ejecutivo, luego que el martes el presidente del directorio de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), José Kin, expresara su temor de que OAS pudiera plantear daños y perjuicios por la modificación del contrato de obras de esa vía, firmado en agosto de 2008.

“Es una decisión absolutamente tajante, no va a haber ningún movimiento, ni siquiera de una piedra, en el tramo II. (El trabajo) está totalmente suspendido. Puede haber un efecto legal y económico que el Gobierno está dispuesto a asumir porque va a hacer cumplir la ley de intangibilidad (180)”, declaró ayer.

El trazo tiene un financiamiento de un poco más de 139 millones de dólares de un crédito del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil, que fue aprobado por un contrato de colaboración financiera rubricado en febrero de 2011 y refrendado por la Asamblea Legislativa.

Dávila expresó que el Gobierno ya ha enviado cartas a OAS desde 2011 para que suspenda la obra, así como cualquier análisis del proyecto de viabilidad.

“Hay cartas que se han enviado desde el año pasado, hay respuesta de OAS señalando claramente que el Gobierno ha ordenado la suspensión de ese tramo. Si hubiese dudas, por si dijera OAS ‘no sabemos’ o ‘no es verdad’, ellos saben porque han enviado respuestas en este sentido; por lo tanto, existen. Y se van a asumir las consecuencias”, añadió.

También informó que el Gobierno está analizando la posibilidad de ver qué va a hacer con el contrato con OAS, que establece que no se puede transferir, subrogar total o parcialmente ni modificar unilateralmente.

Una cláusula del contrato con BNDES señala que si el prestatario (el Estado boliviano) reduce parcialmente el crédito o lo cancela bajo exclusivo criterio, pagará al banco el valor del cargo por compromiso por el monto reducido no desembolsado.

El contrato de obras

Resolución El contrato de obras para la construcción de la vía prevé resolver el documento por causas de fuerza mayor o caso fortuito.

Fortuito Se considera caso fortuito al obstáculo atribuible al hombre, imprevisto o inevitable como las conmociones civiles, las huelgas, los bloqueos, las revoluciones, entre otras.

Suspensión El contratante puede suspender la obra y resolver total o parcialmente el contrato si se encontrase con situaciones fuera de control.

Modificación Los términos y condiciones contenidos en el contrato entre la ABC y la empresa brasileña OAS indican que no podrán modificarse unilateralmente.

Dicen que hay acuerdos para impedir la marcha

“El Gobierno quiere firmar un convenio con ustedes, pero cuidado con marchar”, fueron las palabras con las que una funcionaria pública del Ministerio de Gobierno se habría acercado la semana pasada a la directiva de la Central de Pueblos Indígena del Beni (CPIB), denunció la vicepresidenta de esa organización, Nazareth Flores.

La dirigente señaló que esta declaración generó molestias en su entorno; sin embargo, optaron por quedarse en la sede para escuchar el mensaje que llevó la empleada del Estado.

Según Flores, aprovecharon el momento para decirle que el Gobierno tiene la responsabilidad de atender sus demandas.

“No es que nos hace un favor, el Gobierno sabe de las demandas que tenemos y atenderlas es su responsabilidad”, manifestó la dirigente a la Agencia de Noticias Indígenas de ERBOL.

El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, anunció que esta semana iba a firmar un convenio con esa regional que está afiliada a la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB).

Las organizaciones indígenas de Bolivia alistan la IX marcha por la defensa del TIPNIS, que empezará el 25 de abril, desde la localidad de Chaparina, en el departamento del Beni.

Para ello se están movilizando en todo el país, con el fin de lograr apoyo urbano y rural para detener cualquier construcción vial que pase por el corazón del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), entre Cochabamba y Beni.
Punto de vista
Marcelo Badani V. Presidente SIB-La PazPor la naturaleza de los contratos que están ligados a financiamientos externos aprobados por ley, siempre es complicada su modificación, lo cual no significa que no se puedan realizar cambios.Para ello existen cláusulas contractuales que establecen escenarios y causales de modificación, que deben ser estudiados y analizados.

Cada contrato tiene sus particularidades y cada financiador sus condiciones, al igual que cualquier entidad financiera de cualquier parte del mundo.

Por tanto, ese análisis corresponde hacerlo en función al contenido del contrato de financiamiento del BNDES del Brasil que firmó con el Estado boliviano.

En el caso de la construcción misma de la carretera Villa Tunari (Cochabamba)-San Ignacio de Moxos (Beni), técnicamente pueden existir muchas soluciones, ya que desde el punto de vista de la ingeniería todo es posible de realizar.

Pero por el momento, el problema del TIPNIS escapa a una decisión ingenieril debidamente respaldada.

Para saber si una alternativa es buena o mala, previamente debe ser evaluada y, por supuesto, comparada con otras obras diseñadas para ver sus ventajas y desventajas.

La evaluación de la alternativa se realiza sobre la base de un estudio de ingeniería, por lo menos a nivel de prefactibilidad.

Este estudio, que para proyectos de magnitud tiene un costo considerable, nos da una buena idea de los obstáculos que tiene el tramo, de la longitud y del presupuesto que podría tener la obra.

Éste debe ser estimado de una manera real, con estudios de campo y gabinete, realizando mínimamente mediciones topográficas y de suelos, a menor detalle que un diseño final, pero con la suficiente precisión para tener parámetros suficientes que lleguen a generarnos un presupuesto de todo el proyecto.

Fuente: Pagina siete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.