Murió por una pelea de pandillas

La Policía española detuvo al presunto autor de la muerte de un joven boliviano de 16 años el pasado viernes en L’Hospitalet de Llobregat. Se trata de un joven de origen ecuatoriano, también menor de edad. El suceso se produjo durante el transcurso de una pelea entre bandas latinas rivales en la calle Collserola, situada en el barrio de La Florida, cuando la víctima fue herida con arma blanca. La investigación continúa abierta.

La investigación, bajo secreto de sumario por orden del juez que se ha hecho cargo del caso, no descarta la posibilidad de que el enfrentamiento del viernes pasado se produjo, pueda guardar relación con otra pelea entre bandas enemigas vivida el pasado 28 de marzo en el mismo municipio. A consecuencia de esta pelea otro menor de edad, de origen ecuatoriano, acabó ingresado en estado de coma en el Hospital de Bellvitge (Barcelona), donde todavía permanece bajo pronóstico grave.

Hasta ayer los policías españoles han detenido al menos a seis jóvenes, varios de ellos menores de edad, por su presunta implicación en la agresión del día 28. Los arrestados están acusados de los delitos de homicidio doloso en grado de tentativa y robo con violencia. Fuentes oficiales del cuerpo policial aseguran que la investigación sigue en marcha y no descartan nuevas detenciones en los próximos días.

El caso del boliviano. Según fuentes conocedoras del caso, la víctima ingresó en el hospital el pasado 1 de abril, cuatro días después de la pelea, cuando su estado de salud comenzó a empeorar a consecuencia de las heridas que sufrió en la cabeza y que le habrían provocado una meningitis bacteriana. Aunque este cuadro médico no ha podido ser confirmado por fuentes oficiales del Hospital de Bellvitge.

Fuentes del caso aseguran que la pelea se produjo alas 19.00 de la tarde en una plaza cercana a la comisaría de los Mossos d’Esquadra y vinculan el enfrentamiento al enésimo choque entre bandas latinas violentas que se disputan el control de plazas de la localidad. Según este medio, en esta ocasión el ataque fue protagonizado por al menos una veintena de miembros de Ñetas, quienes acudieron a la plaza armados con bates de béisbol a atacar a sus rivales.

Fuente: El Día

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.