se prepara más que nunca

Según Óscar Ramírez, entrenador de Destroyers, en su equipo no hay un ambiente de triunfalismo por la victoria que consiguieron el domingo en Yacuiba, porque consideran que apenas dieron un paso importante para luchar por el objetivo final, que es ser campeones y ascender a la Liga. “La lucha del próximo fin de semana será dura como la primera. Sabemos que Petrolero es un gran rival, lo respetamos muchísimo. De cara a ese encuentro, el trabajo que podemos hacer es mínimo porque lo que queremos transmitir es que contamos con las armas necesarias para alcanzar el objetivo final”, sostuvo el DT.

La preparación. Tras el descanso de ayer, el plantel “canario” retomará hoy su labor. Ramírez espera en esta semana la recuperación de los volantes Juan Noé Siles y Efraín Molina.

Fuente: El Día

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.