Creen que es una estrategia más del gobiernoDesconfianza e incertidumbre. Es lo que les genera a los indígenas y los opositores las declaraciones del presidente Evo Morales de anular el contrato con la empresa constructora brasileña OAS por los tramos I y III de la vía Villa Tunari – San Ignacio de Moxos.

El mandatario identificó desobediencias reiteradas a instrucciones recibidas y compromisos asumidos por la constructora extranjera.

El presidente de la Confederación Indígena del Oriente Boliviano (Cidob), Adolfo Chávez y el titular de la Subcentral Tipnis, Fernando Vargas, coincidieron por separado, que es una estrategia del ejecutivo nacional para debilitar la novena marcha.

Sin embargo, está firme la caminata prevista para el 25 de este mes desde Chaparina, lugar en que los originarios fueron reprimidos por las fuerzas policiales el pasado 25 de septiembre.

Chávez afirmó que no es garantía la anulación con OAS, ya que el Gobierno puede contratar a otra empresa para continuar las obras.

Vargas exigió a Morales anular la ley 222 o de Consulta a las comunidades de esa reserva natural.

Similar criterio es del exviceministro de Tierras, Alejandro Almaraz, para garantizar que ninguna otra empresa pueda construir una vía por medio del Tipnis.

MSM seguirá con los procesos legales. El líder nacional del Movimiento Sin Miedo (MSM), Juan del Granado, dijo que es una actitud engañosa del mandatario al iniciar anulación del contrato con la constructora brasileña.

A pesar de ello, manifestó que se mantienen los procesos legales y constitucionales en contra de OAS y ABC por sobreprecio.

“El contratista o el contratante, para efectos de resolución del contrato, dará aviso mediante carta notificada a la otra parte, estableciendo un plazo de 15 días”, dijo el dirigente del MSM.

Relató que en esos 15 días OAS puede modificar, y rectificar los incumplimientos a los que se ha referido el presidente y el contrato queda plenamente vigente.

Aclaró que no hay ninguna anulación de contrato, sino una resolución y obedece a un trámite que puede terminar en que la empresa OAS arregle las deficiencias observadas por el jefe de Estado.

Globo de ensayo. Por su parte, el jefe de la bancada en la Cámara de Diputados, Luis Felipe Dorado, comentó que es un “globo de ensayo” para distraer a la población de la creciente ola de conflictos sociales en el país.

A juicio del legislador opositor si existe incumplimiento al contrato suscrito con OAS, esta empresa debe hacer un resarcimiento de los daños causados en Bolivia.

Bndes exigía nuevo contrato. El 7 de febrero pasado, el diario digital brasileño Valor Económico, publicó la advertencia del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes), de exigir nuevo contrato para seguir financiando la vía Beni – Cochabamba. Entidad financiera que patrocina con $us 332 millones de los $us 415 millones del total del proyecto vial. De acuerdo con el Bndes, la nueva legislación impedía la liberación del dinero, ya que no podían financiar un proyecto que, en teoría estaba prohibido por la ley. La publicación sostiene que el director general de OAS, César Uzeda, justificó paralizar la obra por la incertidumbre en cuanto al financiamiento del Bndes.

En defensa de su territorio

Octava marcha. Los 34 pueblos de la Cidob junto con los dos de Conamaq en defensa del Tipnis, comenzaron la caminata en Trinidad el 15 de agosto del año pasado y después de sufrir represión, los indígenas llegan a La Paz el 21 de octubre.

Ley 180. El 25 de octubre de 2011, el presidente Evo Morales promulga la Ley 180 que prohíbe la construcción de una carretera por el Tipnis; sin embargo, el 9 febrero de este año promulga la Ley 222 de Consulta después de la marcha del Conisur.

Definen la novena marcha. El 25 de marzo la III Comisión Nacional de La Cidob define una nueva marcha en defensa del Territorio Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) que partirá desde la comunidad de Chaparina, lugar de la represión.

Consulta continuará pese a la anulación del contrato

Oficialismo. Los diputados del Movimiento Al Socialismo (MAS) coincidieron por separado en señalar que la consulta previa se llevará a cabo en el Tipnis, pese a que el Gobierno anunció que iniciará la anulación del contrato con la empresa brasileña OAS, por incumplimiento de obligaciones contractuales.

La parlamentaria masista, Marianela Paco, señaló que la consulta es un derecho que adquirieron los pueblos indígenas, por lo que deben decidir si se construye, o, no el tramo II de la carretera que atraviesa el Tipnis. Asimismo, el diputado Lucio Marca, coincidió con la legisladora y considera que la consulta en el territorio, hará prevalecer los derechos que tienen las 64 comunidades que habitan la reserva natural. En febrero del 2012 la marcha del Consejo de Indígenas del Sur (Conisur) consiguió la promulgación de la Ley 222, que autoriza la realización de la consulta previa./ANF

Punto de vista

“Gobierno, OAS, Bndes y la verdad de un contrato”

“Con la acostumbrada grandilocuencia, propia de ocasiones similares, el presidente Morales anunció en conferencia de prensa que su gobierno daba inicio a los trámites para la anulación del contrato con la empresa brasilera OAS, a cargo de la construcción de la carretera entre Villa Tunari y San Ignacio de Moxos.

Las razones esgrimidas son “desobediencias reiteradas” y diversos incumplimientos contractuales. Sin embargo, medios de comunicación digitales del Brasil dan cuenta de que el motivo real es otro: el organismo financiador, el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes), demandó la firma de un nuevo contrato para continuar con el financiamiento de la obra. También estaría en entredicho el monto a pagar por el estado boliviano a OAS por las obras realizadas hasta la fecha, cifra que tendría que ser desembolsados por Bndes. Si bien esto abre las puertas para una nueva contratación bajo condiciones más transparentes, esto podrá ser utilizado por el Gobierno como una validación acerca del carácter previo de la consulta que lleva adelante en el Isiboro-Sécure.

Más allá de la situación con OAS, dado el actual despliegue del Gobierno, queda también claro que el oficialismo nacional no ha cedido en su determinación por lograr que la carretera se construya de acuerdo al trazo defendido por el presidente Morales; es decir, por en medio del Tipnis.

Pablo Javier Deheza
Analista Político

Reacciones…

“Claro que la marcha sigue en pie, el presidente solo miente y lo que busca es frenar la movilización, pues si no se anula la Ley 222 y el proyecto vial seguiremos adelante’.

Fernando Vargas
Presidente Subcentral Tipnis

“El anuncio de Morales no es una garantía, porque el Gobierno puede contratar a otra empresa para continuar con la obra carretera, por eso la marcha se mantiene’.

Adolfo Chávez
Presidente de la Cidob

“Hay incumplimiento por parte de OAS y por eso hemos iniciado un proceso de anulación de contrato. Especialmente en el tramo I y III de la carretera Villa Tunari – San Ignacio’.

Evo Morales
Presidente de Bolivia

“Es una declaración del presidente que no corresponde a la realidad. Por lo tanto es engañosa porque el contrato no habla de anulación, habla de resolución’.

Juan del Granado
Jefe nacional del MSM

Fuente: El Día

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.