El secretario General de la Central Obrera Boliviana (COB), Ermo Pérez, en comunicación con Erbol, manifestó que el paro de las 24 horas es el inicio de las futuras protestas sino existe solución a las demandas, pero pidió al gobierno de Evo Morales no penalizar las protestas.

Los paros de los trabajadores siempre han sido calificados como ilegales por los gobiernos. Pero, “pedimos que pueda reflexionar el Gobierno (de Morales) y sentarse para dialogar para discutir todos los problemas y priorizando la demanda del sector de salud; además, se debe aclarar los (anuncios) de penalizaciones a los bloqueos y paros”, afirmó.

El sindicalista recordó que el Presidente Morales cuando fue dirigente también acudió a las medidas de protestas para hacer escuchar las demandas de su sector; por tanto, “no cabe, en este momento, amedrentar a los dirigentes y mucho menos penalizar porque el instrumento (de reivindicación) de los sindicatos son las marchas, paros y huelgas”.

Mientras, los dirigentes universitarios, maestros urbanos, profesionales médicos, trabajadores en salud y fabriles, en las inmediaciones de la Ceja de El Alto ya se aprestan para descender en una marcha hacia la sede de gobierno, a la cabeza de la COB. De la misma forma, anunciaron en las principales ciudades del país efectuar movilizaciones desde las 09.00 demandando la derogación del Decreto Supremo 1126 que amplía el trabajo de los galenos a ocho horas y por el incremento salarial.

En Cochabamba, los trabajadores fabriles, maestros urbanos, universitarios y médicos, la víspera, efectuaron una alianza para realizar una movilización contundente en la capital valluna pidiendo la anulación del Decreto Supremo 1126, que dispone las ocho horas de trabajo para los galenos. El ejecutivo de los Maestros Urbanos de Cochabamba, Gustavo Sánchez, calificó como “actitud criminal” que el gobierno no solucione la petición de los médicos.

En Tarija, las organizaciones de los trabajadores afiliadas a la COB también decidieron acataran el paro. El dirigente de Central Obrera Departamental (COD), Rubén Ramallo, indicó que las acciones de protestas van dirigidas contra el ofrecimiento bajo del incremento salarial por parte del gobierno, pero que no tienen miedo a la amenaza gubernamental si no que “vaya construyendo más cárceles para llevarlos a los trabajadores”.

En la ciudad de Sucre, los universitarios, médicos, trabajadores en salud y los maestros urbanos anunciaron que a las 09.00 iniciarán con las medidas de protestas demandando la derogación del decreto 1126 y el incremento salarial. Pero, el Órgano Judicial, el magisterio rural y la Gobernación de Chuquisaca trabajaran con normalidad.

En Santa Cruz, según el reporte de radio Santa Cruz, sólo los maestros de la provincia Cordillera anunciaron acatar la medida convocada por el ente matriz de los trabajadores porque no están de acuerdo con el ofrecimiento del incremento “mísero de los salarios” sino demandan el aumento del 20 por ciento, aunque los médicos y los trabajadores, en la capital, están movilizados desde hace días. En tanto, los educadores rurales de Cordillera dijeron que no acataran y trabajar con normalidad.

El ministro de Educación, Roberto Aguilar, anunció ayer que no permitirán la suspensión de las actividades del magisterio sino que sancionarán. “Día no trabajado día no pagado” advirtió el dignatario de Estado, pero los maestros urbanos de La Paz y El Alto con anterioridad comprometieron sumarse a las protestas.

Fuente: Erbol

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.