Anunciaron investigación a médicos

El Fiscal General del Estado, Mario Uribe, instruyó ayer a los fiscales generales de todo el país iniciar el proceso de investigación en centros hospitalarios donde se suspendió la atención médica, por el paro indefinido que reanudó este sector, en rechazo al Decreto Supremo 1126, que establece el cambio de 6 a 8 horas de trabajo.

En una conferencia de prensa realizada en Sucre , Uribe se acogió a la Constitución Política del Estado y al Código Penal para que los fiscales investiguen al autor, autores y partícipes de los delitos referidos y otros que pudieran establecerse.

Según el fiscal General, la investigación es sobre la interrupción de los servicios de salud y no sobre el derecho de petición y de reivindicaciones sociales.

Uribe mencionó los artículos 154 y 156 del Código Penal que se refiere a los funcionarios públicos que no cumplan con sus obligaciones y al abandono del cargo que debe desempeñar.

Los médicos reanudaron ayer su huelga en medio de algunos incidentes. En el Hospital de Clínicas de La Paz, médicos y enfermeras se enfrentaron con personas afines al Gobierno que les exigían volver al trabajo y que fueron echadas por la fuerza del lugar.

Un grupo de dirigentes de la Confederación Nacional de Juntas Vecinales (Conaljuve) se hizo presente en el Complejo Hospitalario de Miraflores para realizar lo que llamaron “control social” y puesta en vigencia del Decreto Supremo 1126, que instruye a los médicos a una jornada laboral de ocho horas, pero fueron expulsados a golpes, palos y agua por el sector de los médicos y los trabajadores en salud.

Cerca de las 10.15 de la mañana, los médicos, junto a los trabajadores de salud del Hospital de Clínicas, rechazaron la presencia de los dirigentes vecinales, pues calificaron esa actitud como una “intervención de sus fuentes de trabajo” y los “corretearon” por los extensos patios de ese nosocomio.

El Presidente de Conaljuve, Benjamín Cáceres, anunció que acudirá a la Fiscalía para presentar una denuncia por las agresiones recibidas.

El presidente del Colegio Médico de La Paz Luis Larrea lamentó que el Gobierno haya desplegado a grupos de choque, camuflados entre la dirigencia de las juntas vecinales, para generar confrontación y violencia en los hospitales públicos bajo el argumento del control social, lo cual exacerbó los ánimos y derivó en agresiones físicas contra los supuestos dirigentes de la Federación de Juntas Vecinales de La Paz en el Hospital de Clínicas.

En los hospitales estatales y de la seguridad social solo atienden los servicios de emergencia, dijo Larrea, y expresó preocupación por la intención oficial de “penalizar la protesta”.

También criticó el “improvisado” plan de las autoridades de poner a trabajar a 1.500 médicos “vinculados al partido de Gobierno” para rebajar el impacto de la huelga.

Según Larrea, el paro indefinido fue contundente en los nueve departamentos del país, por lo que esperan que el Gobierno deje en suspenso la vigencia del Decreto Supremo 1126 y su Reglamentación para normalizar la atención médica, caso contrario el conflicto podría agravarse.

Denuncian intento de tomar Caja Petrolera
El Colegio Médico de La Paz denunció que médicos cubanos intentan tomar instalaciones de la Caja Petrolera de Salud (CPS), para aplicar el plan de contingencia que busca

Su presidente Luis Larreaaseguró que los galenos no permitirán que prospere esa intensión y que harán respetar sus fuentes de trabajo. “Si ellos quieren trabajar que lo hagan en sus carpas, no permitiremos que ningún paciente sea tocado por un médico que no sea de la institución”, manifestó

Una masiva movilización de médicos, trabajadores en salud, estudiantes de la facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) convulsionaron por algunas horas el centro de La Paz en rechazo a la vigencia de las ocho horas de trabajo y en demanda de su incorporación a la Ley General del Trabajo.

La marcha de protesta no fue intervenida por la Pol-icía ni por el Ministerio Público, como se esperaba tras el anuncio del ministro de Gobierno, Carlos Rome-ro, de recurrir a la Fiscalía para procesar a los galenos que acaten el paro y realizan bloqueos en perjuicio del libre tránsito.

En su recorrido los médicos acusaron al Gobierno de pretender ejecutar una masacre blanca en el sector de salud para beneficiar a galenos sin experiencia, médicos cubanos y venezolanos.

Larrea, dijo que los galenos bolivianos no temen ser procesados por la justicia ni ser encarcelados por defender sus reivindicaciones sociales, por lo que demandan una mayor infraestructura, insumos, medicamentos y un adecuado número de ítems para garantizar una adecuada atención médica en beneficio de la población.

Fuente: Opinión

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.