Evo Morales

El mandatario, quien participó de la entrega de 9.000 computadoras a los maestros del departamento en el Coliseo Cerrado de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) en El Alto, señaló que el país ya no se encuentra en la etapa de reactivación del aparato productivo, sino en la fase de diversificación del mismo: “En el proceso de cómo potenciar el aparato productivo para que haya más ingresos en beneficio del pueblo y una adecuada distribución económica”.

“Los incrementos salariales siempre van hacer por encima de la tasa de inflación, jamás ha sido en nuestra gestión menos, y quisiera aumentar mucho, pero tenemos que invertir y tenemos dos inversiones grandes ya estamos empezando con la industrialización de los hidrocarburos… La planta separadora de líquidos, cuánro estamos invirtiendo 160 millones de dólares cuando esté terminado (este proyecto) va rentar al año 350 millones de dólares, que serán los nuevos ingresos para el pueblo y eso hay que democratizar mediante la distribución en salarios, sino de donde vamos a invertir con nuestros recursos del Tesoro. Otra inversión es en Yacuiba donde está concentrado la mayor reserva del gas en esta planta se está invirtiendo 600 millones de dólares”, dijo Morales.

En ese marco, el Jefe de Estado lamentó que algunos hermanos campesinos se opongan al ingreso del progreso con la industrialización de los hidrocarburos bajo pretextos de consulta previa y beneficios sectoriales. Pues cuando se termine la planta de Yacuiba, esta instalación generará a favor del Tesoro General de la Nación (TGN) cerca de 1.000 millones de dólares al año.

Asimismo, el presidente recordó que en ningún país de Latinoamérica los gobiernos de turno dotaron de computadoras a los maestros, equipos que si bien antes representaban un lujo tenernos ahora se constituyen en instrumentos de trabajo, más aún cuando esté en órbita el satélite Tupac Katari, que permitirá contar con el acceso de una educación actualizada e información de último momento de manera gratuita. “Profesores no podemos castigar a niños y niñas desde la educación”, sostuvo el mandatario en referencia al respeto que debe existir en las aulas entre el educador y los escolares.

Rechazo de la COB

El Gobierno planteó a la Central Obrera Boliviana (COB) incrementar los salarios la gestión 2012, en un 7 por ciento, tomando en cuenta la inflación del 6.9 por ciento registrado el 2011, además de un aumento del 15 por ciento para el salario mínimo que en la actualidad es de 815 bolivianos.

No obstante, la COB pide que el Gobierno considere la “canasta familiar básica”, que cuesta 1.192 dólares mensuales, igual a diez salarios mínimos, según los sindicatos. El sueldo mínimo en Bolivia es de 117 dólares mensuales y el salario medio de 546, según datos de 2011.

Fuente: El Día

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.