mantiene que OAS incumplió contrato

El vicepresidente Álvaro García Linera ratificó el miércoles la anulación del contrato con la empresa brasileña OAS para la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, por incumplimiento, pero aseguró que la necesidad estratégica de esa vía para unir el altiplano los valles y la amazónica se mantiene.

En una conferencia de prensa dictada en Palacio de Gobierno, el segundo del Ejecutivo boliviano corroboró las razones de la decisión gubernamental anticipadas el martes por el presidente Evo Morales por el incumplimiento de OAS a varias obligaciones contractuales que afectaron las obras en los tramos I y III.

“Pero en términos de cumplimiento de contrato el Gobierno ha sido muy escrupuloso”, explicó al ratificar que OAS suspendió el trabajo varias veces, sin justificación ni autorización; incumplió en la movilización de personal propuesto para la construcción de los tramos I y III; incumplimiento en la movilización de maquinaria y equipos, desobediencia reiterada a instrucciones recibidas y compromisos asumidos.

García Linera aseguró que la decisión gubernamental está amparada en la cláusula de recisión de contrato que establece 15 días para intentar arreglar las diferencias y una segunda notificación donde se resuelve el contrato.

“Estamos cumpliendo estrictamente lo que establece el contrato” subrayó al revelar que se envió una carta a OAS el pasado lunes “de resolución de contrato”.

Anticipó que OAS tiene todo el derecho de acudir a la justicia si siente que se han vulnerado sus derechos, pero aseguró que debe ser ante tribunales nacionales, como también está establecido en el contrato de construcción.

También descartó versiones periodísticas y de algunos analistas que aseguraron que con la anulación del contrato Bolivia corre el riesgo de pagar todo el crédito y debe responder a demandas en tribunales internacionales.

El Vicepresidente boliviano afirmó que Bolivia no recibió “ni un dólar” del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil, entidad que debería financiar gran parte de la construcción de la vía (más de 300 millones de dólares).

“En este contrato no ha recibido un dólar del BNDES hay un contrato de crédito de más de 300 millones (entonces) lo que deberíamos devolver al BNDS es cero”, sustentó.

García Linera dijo que el proceso de anulación del contrato por incumplimiento de OAS continuará, pero quedará la necesidad estratégica de construir una carretera para unir el altiplano con el valle y con la Amazonía.

“Es una necesidad estratégica de los bolivianos, por ahora la empresa que iba a hacer esa obra no ha cumplido. Posiblemente el financiamiento quede anulado”, remarcó.

“Hoy por hoy esa necesidad no tiene manera de realizarse, no hay un contrato para construir esa carretera, sigue siendo una necesidad pero ahora no hay contrato para construir y posiblemente no haya financiamiento. Habrá que ver cómo evolucionan los acontecimientos en los siguientes meses o en los siguientes años para ver como se cumple está necesidad”, complementó.

Fuente: Abi

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.