El diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Galo Bonifaz, informó que 51 de 64 comunidades del Territorio Indígena Parque Nacional Iisiboro Sécure (TIPNIS) decidirán la modalidad de la “post consulta” sobre la construcción del tramo II de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos en medio de la zona ecológica.

Según el asambleísta hasta el momento son 32 las comunidades del TIPNIS que están de acuerdo en dar paso a la consulta y elaboraron el protocolo del mismo, en el que se definirá la modalidad de consulta de acuerdo con sus usos y costumbres.

Trabajaron en el protocolo los ministerios de Medio Ambiente y Obras Públicas, y a la fecha el documento es socializado entre los indígenas del Isisboro Sécure, aseveró Bonifaz, para definir la modalidad de consulta.

“Se está socializando el protocolo y es ahí donde se va definir si se va consultar en cabildo o asamblea a los indígenas del TIPNIS (…) serán 51 las comunidades las que definirán la modalidad de consulta”, declaró Bonifaz a la Agencia de Noticias Indígenas de Erbol.

Por su parte el presidente de la Subcentral TIPNIS, Fernando Vargas, señaló que pese a no respaldar la “post consulta”, el gobierno engaña con la elaboración del protocolo, ya que aseguró que sólo ocho comunidades del Parque trabajaron en el mismo, junto al Consejo Indígena del Sur (Conisur).

Conisur con 50 comunidades

El protocolo del Órgano Ejecutivo, al que accedió Erbol, señala que el Conisur cuenta con 50 comunidades que serán consultadas sobre la intangibilidad del Parque y la construcción del tramo II de la carretera Cochabamba-Beni en el TIPNIS.

El Conisur está afiliado a la Coordinadora de Pueblos Indígenas del Trópico de Cochabamba (CPITCO) de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB). Pero desde esa organización se anunció que se tratará la continuidad del Conisur en la CPITCO, porque las comunidades indígenas que afilia parcelaron sus tierras a favor de los cocaleros del polígono 7 del Iisiboro Sécure y “ya no representa (el Conisur) a una comunidad indígena como tal”, señaló la dirigente Rosa Chao.

Además el protocolo pone en duda que la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (CPEMB) sea una regional de la CIDOB. Al respecto la vicepresidente de esa organización indígena, Miriam Yubánore, aseveró que están afiliados hace más de cinco años a la confederación matriz de pueblos de tierras bajas.

“Nosotros estamos reconocidos hace más de cinco años por la CIDOB. Somos una regional que coordina todo con la confederación”, puntualizó.

Crisis en la Subcentral Sécure

La Subcentral Sécure vive un momento de crisis con la conformación de un directorio paralelo que fue conformado por el gobierno para lograr respaldo a la ejecución de la “post consulta” en el TIPNIS, denunció el presidente de esa organización indígena, Emilio Nosa.

“El gobierno nos está dividiendo, quiere hacer creer que el Sécure respalda la consulta, está aprovechando está situación para buscar apoyo”, señaló el dirigente a la Agencia de Noticias Indígenas de Erbol.

El otro directorio del Sécure, al frente de Carlos Fabricano, inició hace una semana la toma de la sede de esa organización que se encuentra en Trinidad del departamento del Beni, pese a que se planteó la elección de un nuevo directorio, ya que Nosa fue elegido de forma interina tras la destitución en 2010 de Alejandro Yuco como presidente.

La Subcentral Sécure afilia a 22 comunidades del Iisiboro Sécure, es parte de la Central de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB) y ésta es una regional de la CIDOB.

Fuente: Erbol

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.