El ex magistrado venezolano Eladio Aponte, destituido del Tribunal Supremo de Justicia por su relación con un supuesto narcotraficante, viajó a Estados Unidos en un avión de la agencia antidrogas estadounidense (DEA). Según informaron fuentes oficiales de Costa Rica, país al que el sospechoso había escapado previamente, Aponte subió a bordo amigablemente con los agentes. El viceministro de la Presidencia y jefe de Seguridad del país centroamericano, Mauricio Boraschi, confirmó que salió a bordo del avión del servicio especial después “de haber establecido contacto con autoridades estadounidenses y haber logrado una carta de entrada a Estados Unidos”. Precisó que Aponte mantenía gestiones directas con la DEA después de su llegada a Costa Rica, el pasado 2 de abril en condición de turista. Al ex juez se le investiga en Venezuela por expedir una credencial que identificaba a Walid Makled —un empresario y presunto líder de una red del narcotráfico— como su asistente. En aquel entonces, ejercía como titular de la Fiscalía General Militar de la República. Aponte fue destituido por la Asamblea Nacional de Venezuela el pasado 20 de marzo. Se le inculpó oficialmente por la amistad que tenía con Makled, quien había sido extraditado desde Colombia a EE. UU. en mayo pasado. A sabiendas de todo eso, la inteligencia costarricense seguía los movimientos de Aponte, en espera de una orden internacional de captura. Pero no la recibió antes de que el sospechoso abandonara el territorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.