Quinua boliviana

La demanda de la quinua boliviana crece aceleradamente en el mundo y los productores del país buscan alternativas para aumentar la producción, aseguró hoy el director de la empresa Promueve Bolivia, Iván Cahuaya.

No solo la quinua en estado natural, sino sus derivados aumentan en aceptación allende el Atlántico y en países de la región como Brasil, Perú, Chile, Ecuador, Colombia y Venezuela, subrayó.

Este diminuto grano, cultivado en los Andes bolivianos, peruanos, ecuatorianos y argentinos desde hace unos cinco mil años, se considera un pseudocereal porque no pertenece a la familia de las gramíneas en que están los cereales tradicionales, pero debido a su alto contenido de almidón se usa como tal.

Fue uno de los principales alimentos de los pueblos andinos preincaicos e incaicos, quienes lo llamaban “el grano madre” y lo utilizaban para sustituir a la leche. Contiene unos 20 aminoácidos.

“Ahora lo que nos llama la atención es que los productos derivados de la quinua también están teniendo gran demanda en la región latinoamericana…entonces estamos viendo de manera conjunta con los productores cómo satisfacer esta demanda”, comentó.

El empresario recordó que la quinua en el mundo cobró una gran importancia, razón por la cual el Gobierno incentiva a su producción y llamó a darle valor agregado a las exportaciones, pues posee todas las cualidades nutricionales, incluso para suplir a la leche y la carne.

En Estados Unidos, uno de los principales mercados del mundo para el referido producto, se vende en pasta, fideos y galletas, siempre con gran aceptación, reconoció Cahuaya.

Para el director de Promueve Bolivia, su trabajo se encamina fundamentalmente a darle valor agregado a lo que sale al exterior.

Según datos del Ministerio de Desarrollo Productivo, en los últimos 15 años la quinua tomó mayor importancia en la nutrición de la población boliviana y se posesionó como uno de los alimentos más importantes en la seguridad y soberanía alimentaria por sus valores nutricionales.

El país del altiplano produce anualmente unas 38 mil toneladas del referido producto, 26 mil de las cuales se destinan a la exportación, aunque en el país solo se consumen unas tres mil 500 toneladas, porque el resto sale de contrabando.

Hasta ahora, los principales mercados de la quinua boliviana están en Estados Unidos, Francia, Brasil, Holanda y Japón.

Fuente: ABI
[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.