La Policía antidisturbios de Filipinas se ha enfrentado con ocupantes ilegales instalados en un mercado, dejando un muerto y una docena de heridos. Cientos de ocupantes ilegales han quemado neumáticos y lanzado piedras, botellas y bolsas llenas de vísceras de pescado a la Policía que, en respuesta, usó gases lacrimógenos. El alcalde de la ciudad de Paranaque, Florencio Bernabe Jr, dijo que los ocupantes se resistían a la demolición de un mercado a pesar de las promesas de reubicarlos. La demolición de viviendas ilegales en la zona metropolitana de Manila a menudo se vuelve sangrienta. Alrededor de un tercio de los 12 millones de habitantes vive en barrios marginales. RT en español en Facebook www.facebook.com Síga a RT en español en Twitter twitter.com Vea la señal de RT en vivo actualidad.rt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.