Radicalizan medidas

Trabajadores en salud advirtieron con radicalizar sus medidas de presión a partir de hoy, al no existir ningún acuerdo con el Gobierno. Anunciaron que se crucificarán, tapiarán y harán alfombras humanas.

Denuncian que hasta el momento unos 35 funcionarios fueron despedidos, aunque el viceministro de Salud, Martín Maturano, asegura que “solo se cumplen las normas”.

En un nuevo encuentro, el Ejecutivo ofreció un incremento del 8 por ciento a su salario, propuesta que fue rotundamente rechazada. Los trabajadores insisten en que se abrogue del Decreto Supremo 1126 que amplía la jornada laboral de seis a ocho horas o, de lo contrario, pasar a ser parte de la Ley General del Trabajo con todos sus beneficios.

Sin embargo, las autoridades ratificaron que es imposible acceder a ese pedido, tampoco aceptan la homologación de salarios de los salubristas a los de la Caja Nacional de Salud (CNS) y ratifican que no se abrogará la norma.

El ministro de Trabajo, Daniel Santalla, quien participó de la reunión, pidió a los trabajadores levantar sus medidas. Ninguna de las partes cede. Los trabajadores también se ratifican en sus demandas: “la COB y la Confederación hemos sido bastante claros: no hay Ley General del Trabajo con todos sus beneficios para los trabajadores, no hay homologación de los sueldos y salarios a los de la Caja Nacional de Salud, entonces debe abrogarse la norma (1126)”, afirmó el ejecutivo de la Confederación de Trabajadores en Salud, José Gonzales.

MEDIDAS Ante esta situación, los salubristas decidieron ratificar la huelga general indefinida, la huelga de hambre y fortalecer estas medidas con otras que se iniciarán desde hoy.

El sector realizará “crucifixiones en lugares importantes de las capitales de departamentos tanto de mujeres y hombres, vamos a hacer alfombras humanas en las avenidas y en las calles importantes de cada capital y una medida extrema, el tapiado de los dirigentes nacionales, departamentales y compañeros de base.

Según Gonzales hasta el momento hay unos 32 piquetes de huelga de hambre en diferentes partes del país y alrededor de 800 trabajadores que llevan adelante la huelga.

DESPIDOS El dirigente también denunció que en Sucre hubo unos 28 despidos y en el Inlasa de La Paz alrededor de siete, y que “así está por suceder en otros departamentos. Las federaciones hemos expresado de que vamos a hacer una desobediencia civil, una desobediencia laboral, porque están atentando con todos nuestros derecho al trabajo, no vamos a recibir los memorandos y no vamos a permitir que vengan otras personas de cuenta nuestra, vamos a defender con nuestra propia vida”, aseguró.

Fuente: Opinión

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.