El país más pequeño del Golfo Pérsico se ve fuertemente dividido a causa de una violenta confrontación en su gobierno entre la mayoría chiíta y la minoría sunita. La situación del archipiélago alarma a muchas naciones interesadas en su estabilidad. Aun así, la feroz retórica occidental, que no tardó en caer sobre los regímenes de Egipto, Libia y Siria con la llegada de la primavera árabe, parece haber esquivado a Bahréin. “El régimen bahreiní está llevando un juego muy peligroso. Tiene una mayoría en contra de su propio Gobierno y estamos viendo ahora lo que muchos llaman los días finales”, cree el periodista Afshin Rattansi. “Desde luego, hay enormes acuerdos de armas con comerciantes estadounidenses y británicos que el Gobierno de Bahréin podrá usar contra los manifestantes”, explica. Leer más: actualidad.rt.com Siganos en twitter.com www.facebook.com RT en vivo: actualidad.rt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.