Unos cúmulos de misteriosas nubes verdes han sido detectadas en la capital de Rusia, desatando una tormenta de rumores sobre un posible accidente de origen químico e incluso de teorías sobre la llegada del fin del mundo. El Ministerio de Emergencias ha hecho un llamamiento a la tranquilidad, en el que asegura que las nubes se componen realmente de polen de abedul y no de productos químicos de una fábrica supuestamente incendiada en la región de Moscú, como señalaban algunos. A algunas personas los comentarios oficiales no lograron calmarlos. Los usuarios de Twitter han estado publicando mensajes alarmantes tales como “¡Las escuelas de Moscú están cerrados debido a una explosión! Los niños son enviados a casa”, “El cielo se ha vuelto completamente verde en el sur de Moscú” o “¡Una fábrica en Kaluga se destruyó!”. El teléfono de emergencia recibió una avalancha de llamadas. Artículo completo en: actualidad.rt.com Síganos en twitter.com y www.facebook.com RT en vivo: actualidad.rt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.