Un oso irrumpió en el campus de la Universidad de Colorado, en EE. UU., causando gran revuelo entre los estudiantes. Tras familiarizarse con la vida estudiantil, y después de pasearse por la zona residencial, el plantígrado, un macho de 90 kilos, se subió a un árbol para descansar. La policía le disparó un dardo tranquilizante y al cabo de 20 minutos el animal cayó hasta los colchones que habían sido colocados por los agentes. El oso fue marcado y trasladado a una zona salvaje. Leer más: actualidad.rt.com Siganos en twitter.com www.facebook.com RT en vivo: actualidad.rt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.