Los neoyorquinos han tenido la oportunidad de admirar el último vuelo del transbordador espacial Enterprise. La nave sobrevoló la ciudad acoplada a un Boeing 747 ya partir de ahora formará parte de un museo. Antes de aterrizar, el tándem aéreo sobrevoló la isla de Manhattan y la Estatua de la Libertad. Cientos de personas contemplaron este espectáculo único desde las azoteas de los rascacielos, las playas, el río Hudson o desde embarcaciones de recreo. A principios de junio el Enterprise se trasladará a la cubierta del portaaviones de la época de la Segunda Guerra Mundial, que tras su jubilación se convirtió en nave-museo. El año pasado la NASA canceló su programa de transbordadores espaciales y actualmente son las naves rusas Soyuz y Progress las encargadas de poner en órbita a los tripulantes ya las cargas, respectivamente. Leer más: actualidad.rt.com Siganos en twitter.com www.facebook.com RT en vivo: actualidad.rt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.