Hoy podría solucionarse conflicto

Ante la decisión de la Central Obrera Boliviana (COB) de no dialogar más con los ministros y la amenaza de radicalizar las medidas de presión, el presidente Evo Morales aceptó reunirse con los dirigentes de la máxima organización laboral del país, hoy desde las 6:00.

Uno de los puntos más polémicos del pliego petitorio es el incremento salarial.

El otro punto considerado importante es el referido a la ampliación de la jornada laboral de 6 a horas en los servicios públicos de salud.

Ayer, en un intento de restablecer las negociaciones con los trabajadores en salud y los médicos sobre la aplicación de las ocho horas de trabajo en los servicios de salud pública, el ministro de Salud, Juan Carlos Calvimentos, les convocó a reuniones separadas en horas de la tarde. Pero, ninguno de los dos sectores asistió a la invitación y reiteraron Calvimontes no era ya un interlocutor válido, por lo que solo se reunirían con el Primer Mandatario.

El secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Trujillo, reiteró ayer que se agotó el diálogo con los ministros del área económica, con quienes se trataba el aspecto salarial, por lo que decidieron romper la negociación con los ministros al no encontrar respuestas favorables para los trabajadores.

“Por lo tanto, creemos que será muy importante la reunión con el presidente (Evo) Morales para que haga conocer una posición clara y favorable para los trabajadores del país”, indicó Trujillo, al confirmar la cita hoy en la Vicepresidencia del Estado.

La noche del jueves, los ministros del área económica propusieron un incremento salarial del 8 por ciento para los sectores de salud y educación, y de 20 por ciento al salario mínimo nacional, propuesta que fue rechazada por los trabajadores, que dieron por agotado el diálogo con esos ministros.

En la mesa social, en la que se discute el conflicto de salud causado por el Decreto Supremo 1126 que restituye las ocho horas de trabajo en los servicios públicos de salud, las negociaciones quedaron interrumpidas el pasado miércoles, luego de que los salubristas presentaron una contrapropuesta aceptando las ocho horas, pero con su inclusión gradual a la Ley General del Trabajo, la homologación de sus salarios a los de la Caja Nacional de Salud, entre algunos puntos.

La comisión de ministros quedó en analizar esta última propuesta y dar una respuesta a la misma. Sin embargo, hasta ayer no hubo una respuesta oficial, sólo declaraciones por separado de los ministros de Economía, Luis Arce, y de Salud, descartando su viabilidad. En la mesa productiva se habrían alcanzado avances, aunque los mismos no se concretaron en acuerdos.

En el encuentro de hoy, Trujillo anticipó que van a ratificar la demanda de un salario en base a una canasta familiar de 8.309 bolivianos y la abrogación del Decreto 1126.

Advirtió que de no tener respuestas favorables de parte del Primer Mandatario, los trabajadores asumirán medidas de presión a partir de la próxima semana.

La gente no asiste a las clínicas

A pesar de que el Gobierno firmó para Cochabamba un convenio con dos clínicas privadas, Unipetc y Señor de Mayo, para que los asegurados de la Caja Nacional de Salud y personas de escasos recursos económicas puedan ser atendidos mientras dure la huelga del personal de los servicios médicos públicos, poca gente asiste a estos lugares.

En ambas clínicas apenas llegaron a atender a 20 pacientes en todo el día. El director de la clínica Unitepc, Max Herbas, dijo que en horas de la mañana sólo se atendió a menores en el área de pediatría. Aseguró que sólo era un convenio a corto plazo hasta que se resuelva el problema con el sector salud.

Entretanto, el director del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Guido Sánchez, reiteró que las consultas son gratuitas para los asegurados y personas de la tercera edad, menores de cinco años y mujeres embarazadas.

Los asegurados sólo deben presentar la fotocopia de carné de asegurado y última boleta de pago, mientras que las otras personas sólo la fotocopia de cédula de identidad.

Movilizaciones

Una marcha de cortejo fúnebre —así la denominaron ayer los médicos—, con estudiantes y trabajadores en salud vestidos de negro, se realizó anoche en la ciudad de La Paz.

“El sector salud está más unido que nunca para la abrogación del Decreto 1126, lo que se observa es un cortejo fúnebre donde enterramos lo que era una democracia de país que se vivía, ahora son puras imposiciones, se murió la democracia. Se está enterrando a la salud porque es lo más importante de un país… estamos enterrando una serie de garantías constituciones, una serie de derechos laborales adquiridos y también se está enterrando la Constitución Política del Estado”, expresó uno de los galenos.

La movilización cerró anoche una nueva jornada de marchas y bloqueos, crucifixiones, entre algunas medidas, que por más de 29 días cumple el sector salud.

INCREMENTO SALARIAL

• La Central Obrera Boliviana (COB) exige un salario acorde a la canasta familiar, que sería de 8.309 bolivianos y un salario mínimo nacional de 1.500 bolivianos.

• Al inicio de las negociaciones, el Gobierno planteó un incremento del 15 por ciento al Salario Mínimo y 7 por ciento de incremento salarial.

• La pasada semana, incrementó su oferta a 18 por ciento al salario mínimo y 8 por ciento para los trabajadores en salud a cambio de la ampliación de la jornada laboral de 6 a 8 horas dispuesto en el Decreto Supremo 1126.

• El jueves pasado, subió su propuesta de 18 a 20 por ciento y un aumento salarial para los sectores de salud y educación del 8 por ciento. Con este último porcentaje de incremento (20%) el Salario Mínimo Nacional subiría de 815 bolivianos a 978,48 bolivianos.

Los trabajadores rechazaron todas estas propuestas y ratifican una incremento acorde al costo de la canasta familiar.

TRABAJADORES EN SALUD

• Los trabajadores en salud iniciaron el 29 de abril pasado una huelga general indefinida exigiendo la abrogación del Decreto Supremo 1126 que restablece la jornada de 8 horas en el sistema público de salud porque desconoce una conquista sectorial de 1970, por el que se estableció una jornada de seis horas diarias, debido a que no reciben ninguna compensación adicional por las horas extras que trabajan ni los turnos que cumplen.

• El Ministerio de Salud ratificó el Decreto, que sería resultado de las resoluciones de la cumbre social de diciembre de 2011, pero les invitó a participar en la elaboración del reglamento.

• Los trabajadores rechazan la propuesta y aceptan trabajar las ocho horas pero a cambio de que se les incorpore en la Ley General del Trabajo para tener derecho a todos los beneficios laborales (pago de desahucios, horas extras, dominicales y turnos por feriados).

• El Gobierno descarta la propuesta por el monto económico que significaría pagar todos esos beneficios y rechaza también aumentarles los sueldos por esas dos horas.

• El martes pasado, los trabajadores hacen una última propuesta, ser incorporados en forma gradual al Ley General del Trabajo, con el reconocimiento inicial de algunos beneficios.

MÉDICOS RECHAZAN EL DECRETO

• Los médicos y profesionales en salud del sistema de salud al igual que los trabajadores en salud rechazaron del Decreto Supremo 1126 de 24 de enero de 2012 y asumieron, con medidas de presión, una defensa de la jornada de 6 horas conquistada en 1970.

• Piden al Ministerio de Salud debatir y buscar soluciones de fondo al problema de salud, que aseguran no se superará con dos horas más de trabajo sino atendiendo las demandas de infraestructura, equipamiento y mas recursos humanos.

• El Gobierno se cierra en la vigencia del Decreto y les propone trabajar en el reglamento. Propuesta que es rechazada por los médicos que ceden y condicionan el aumento de esas dos horas a su incorporación a la Ley General del Trabajo.

• El 4 de abril, se instala una mesa de diálogo en el que médicos y Ministerio de Salud acuerdan que se deje en suspenso la vigencia del decreto por 30 días hábiles y suspender la huelga indefinida (declarada el 28 de marzo por los médicos). Pero una publicación de prensa, al día siguiente en el que el Ministerio de Salud ratifica la vigencia del Decreto rompe el acuerdo y los médicos retoman la huelga.

Fuente: Los Tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.