Mientras la Cámara de Diputados descartó ayer –una vez más– la posibilidad de abrogar la ley de consulta previa en el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), la columna de marchistas que se opone a esa norma no pudo continuar la caminata desde Puerto Varador (departamento de Beni) rumbo a La Paz por la intensa lluvia en la zona.

La red Erbol informó ayer que indígenas de las regionales de la Central de Pueblos Indígenas de Beni (Cepib), con los que el Gobierno había firmado algunos acuerdos hace un par de semanas, se sumaron a la IX marcha indígena como pueblos afectados por la decisión de construir la anunciada carretera .

El viernes, indígenas iniciaron la IX marcha rumbo a La Paz para exigir al Gobierno la abrogación de la Ley 222, que establece la consulta previa para la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos por el medio de esta reserva natural.

“El Estado está cumpliendo con una obligación, no se puede abrogar la Ley 222 (de consulta previa) por razones políticas, históricas, jurídicas, técnicas y legales. Hacerlo sería ir contra los derechos de los pueblos indígenas y eso sí sería una traición”, dijo ayer en La Paz la presidenta de la Cámara de Diputados, Rebeca Delgado.

Según Delgado, atender la demanda de los indígenas del Tipnis sería “retroceder” en lo que hasta ahora se ha avanzado. “Ir a fojas cero sería como si no tuviéramos la Constitución Política del Estado y como si estuviéramos desconociendo el mandato que hemos tenido en la Asamblea Constituyente”, afirmó.

Intensa lluvia

La intensa lluvia de la madrugada de ayer en Puerto Varador puso fin a cualquier intención de avance de los indígenas hacia su siguiente objetivo.

“Previamente al avance tenemos que dialogar para saber qué hacemos. Esta lluvia es un buen augurio, tal como fue el viernes y ahora”, sostuvo Rafael Quispe, dirigente del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq).

A pesar que los marchistas se aprestaron durante la madrugada iniciar el largo viaje rumbo a San Ignacio de Moxos, la turbulencia del río Ibaré frenó en seco el intento de subirse a un pontón.

Algunos reflejaron molestia en sus rostros por esta situación, ya que su pretensión era continuar con la marcha.

Considerando que se prevé que el mal tiempo continúe, la marcha aún no tiene una fecha definida para su reanudación.

La jornada de la marcha se vivió ayer en torno a las carpas armadas sobre el piso del establecimiento educativo de Puerto Varador. Para algunos significó un alivio para sus lastimados pies, debido a que las ampollas aparecieron a raíz del largo recorrido que hicieron el viernes desde Trinidad, además de aprovechar para reponer fuerzas.

Este tiempo fue también aprovechado por las diferentes confederaciones indígenas, como es el caso del Conamaq, que se reunió para afinar detalles de su plataforma de exigencias al Gobierno nacional.

Hasta el cierre de la presente edición, la columna de la marcha aguardó por la llegada de al menos 50 indígenas provenientes del Tipnis, los cuales reforzarán la marcha. Por el mal clima y la crecida del caudal de los ríos navegables, el equipo de avanzada de la marcha no confirmó el arribo de los indígenas hasta Puerto Varador.

Ausentes

Los principales dirigentes de la IX marcha indígena no estuvieron presentes ayer en la escuela de Puerto Varador. Ellos son: Bertha Bejarano (CPEM-B), Adolfo Chávez (Cidob), Pedro Nuni (diputado) y Fernando Vargas (Tipnis). Los motivos son distintos, mas se espera que para hoy, en caso de reiniciarse la marcha, los tres primeros se encuentren presentes junto a las bases.

En el caso de Bejarano, se informó extraoficialmente que ella estaría acompañando a su hijo que se encuentra internado en un hospital de Trinidad; Chávez estaría trabajando temas concernientes sobre la marcha; Nuni, de quien se conoce que se ausentó hasta La Paz para atender asuntos personales.

Preparan denuncia contra Evo

La Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) prepara una denuncia contra el presidente Evo Morales ante el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en la que acusarán al Gobierno por pretender destruir el territorio que habitan.

Así lo informó la vicepresidenta de la Cidob, Nelly Romero, quien viajará a la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos, donde el próximo 7 de mayo se iniciará el undécimo periodo de sesiones de este Foro, que se alargará hasta el 18 de ese mes.

“Vamos a ir (a exponer) cómo es la problemática de los pueblos indígenas, hacer gestiones paralelas y denunciar todo el atropello y la vulneración a los derechos de los pueblos indígenas que está haciendo nuestro Dignatario aquí en Bolivia”, anunció Romero a la ANF.

La denuncia deberá ser analizada al menos unos tres meses por esta instancia y si es aceptada “la Comisión Interamericana de Derechos Humanos tomará cartas en el asunto”, explicó la dirigente.

Romero dijo que viajará a la ciudad norteamericana el próximo 4 de mayo acompañada de otros dirigentes indígenas y precisó que ésta es la segunda ocasión que participa en este Foro.

CON COBIERNO

Pese a firmas, indígenas van a marcha

Trinidad | Erbol

Indígenas de las regionales de la Central de Pueblos Indígenas de Beni (Cepib), con quienes el Órgano Ejecutivo había firmado algunos acuerdos, decidieron participar en la IX marcha en contra de la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, por el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis).

El asesor de la Central de Pueblos Étnicos Mojeños del Beni (Cepmb), Hernán Ávila, en declaraciones a la Red Erbol, dijo que el sábado dieron encuentro a la movilización pueblos de la Cepib pese a que sus dirigentes suscribieron acuerdos con el Ejecutivo.

“Lamentablemente el Gobierno buscó hacer un cerco y un acorralamiento a la novena marcha suscribiendo acuerdos con todas las otras regionales, antes que buscar conversación directa con la Subcentral del Tipnis y la Cpemb que es su regional directamente afectada con la carretera, pero esta estrategia desplegada no funcionó, porque ayer, por ejemplo, compañeros del pueblo Sirionó llegaron a la marcha”, dijo Ávila.

Afirmó que los indígenas de los pueblos de la Cepib, que participan ahora de la marcha, son los sirionó, mojeños, movimas y tacanas de Cirabo. Asimismo, forman parte de la movilización los chiquitanos y guaraníes.

“Entonces toda la estrategia y despliegue del Gobierno no funcionó, aquí están las organizaciones participando de la marcha, algunos dicen, no hablaremos como regional, pero hablaremos como pueblo, como es el caso de los sirionó, que están en la defensa de su territorio”, enfatizó.

Mientras, la marcha continuaba hasta la media jornada en Puerto Varador, localidad a 15 kilómetros de la ciudad de Trinidad, donde se registró una torrencial lluvia desde la madrugada, por lo que los dirigentes pidieron a la población boliviana donaciones de carpas, ropa, medicamentos y leche para los niños.

Fuente: Los tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.