EE. UU. está discutiendo una controvertida norma que impondría análisis de drogas al azar para decenas de miles de empleados estatales. Una jueza federal rechazó la orden del gobernador de Florida, Rick Scott, para aplicar esta normativa por considerarla inconstitucional. La normativa HB 1205 podría obligar a los empleados del sector público ya las personas que reciben ayudas del Gobierno del estado a someterse a exámenes para determinar si consumen drogas. Seadoreia Brown trabaja en una agencia que otorga certificados de mascotas. Según ella, tras 10 años de impecable labor, nadie puede exigirle que se someta a este tipo de análisis: “Yo no me haría esa prueba. Yo soy ciudadana y tengo derechos. Y si no pueden darme una razón por la que hacer este examen de drogas, entonces no estoy de acuerdo”. “Esto les permite hacer lo que quieran con el empleado” De acuerdo con la nueva ley, el resultado positivo del análisis conllevaría el despido del empleado. Para los que reciben asistencia social ello significaría la pérdida de sus beneficios. Seadoreia asegura que a la larga la medida se utilizará para intimidar al personal. Por ejemplo, el día que alguien llegue tarde a la oficina, esa persona podría acabar en la lista de los que deben ser sometidos al examen: “Esto le da la oportunidad a la gerencia de hacer lo que quiera con el empleado. A ellos no se les exige la prueba, entonces, ¿por qué es necesario hacer los exámenes, si no hay ninguna razón? Esto viola todo lo que hemos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.