los 120 marchistas fueron rechazados en Fátima

La novena marcha indígena, que carga en sus espaldas el mandato de hacer respetar el Tipnis no fue bien recibida en la comunidad de Fátima de Moxos, según la versión de la Fundación Tierra.

A las 16:30 unos 120 marchistas, menos del triple de los que salieron hace cinco días, detuvieron su caminata por falta de garantías y determinaron acampar en la hacienda “El Cafetal”, a unos 3 kilómetros del lugar donde tenían planificado llegar ayer.

Según el portal de la Fundación Tierra, el dirigente principal de la Confederación Indígena de Bolivia, (Cidob), Adolfo Chávez, señaló que la determinación no fue bien recibida pero no quedó otra alternativa que aceptarla.

“Aceptamos la decisión de los hermanos. Lo más importante es resguardar la seguridad de los marchistas”. El dirigente consideró que la autoridad indígena es afín al MAS.

Debido a esta contrariedad, los indígenas armaron su campamento de descanso y empezaron a hacer algunas evaluaciones.

Esta comunidad indígena forma parte del Territorio Indígena Mojeño Ignaciano (TIMI). El año pasado sirvió como punto de descanso a quienes participaban en la octava marcha.

Zona conflictiva. Desde que salieron el viernes han recorrido más de 50 kilómetros en cinco paradas y han soportado el frío temporal acompañado de lluvias y barro que le han impedido avanzar como querían tras haber dejado atrás los dos brazos del Mamoré.

La comunidad Fátima es la antesala de San Ignacio de Moxos, el lugar donde los pobladores habían instalado un bloqueo que por ahora ha sido suspendido, pero que puede volver a articularse.

Columna debilitada. A la fecha, unos 120 indígenas participan en la movilización y la mayoría son habitantes del Tipnis.

En la columna no se observan a sirionós ni guarayos, grupos indígenas que iniciaron la caminata el 27 de abril. Tampoco están los afiliados a la Fejuve alteña, quienes prometieron enviar relevos en los siguientes días.

En Santa Cruz, el portavoz de la Cidob, Lázaro Tacoó, hizo un llamado a la solidaridad de los bolivianos para proveer de agua, alimentos enlatados y medicamentos para el resfrío.

También pidió frazadas y pañales desechables especialmente para los niños que acompañan la travesía.

Reacción
Legislativo quiere entablar diálogo

Variante. Según un reporte de radio Fides, hay una propuesta para redirigir la caminata hacia Cochabamba, para arribar a la capital valluna en los días en que dicha ciudad será sede de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Opción. La segunda propuesta que discuten los indígenas que protagonizan la marcha es dividirla en dos, la primera con destino a La Paz y la segunda columna rumbo a Cochabamba.

Diálogo. La presidente de la Cámara de Senadores, Gabriela Montaño, y de Diputados, Rebeca Delgado, coincidió en afirmar que no se descarta la posibilidad de conformar una Comisión Legislativa que viaje hasta donde se encuentre la novena marcha indígena.

Fuente: El Día

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.