En EE. UU. un reciente informe reveló que el número de bebés nacidos con el síndrome de abstinencia se ha triplicado en tan solo una década. Estos datos resultan alarmantes ya que desde el 2009 se registra el nacimiento de un bebé con este síndrome casi cada hora. Esto significa que los bebés nacen con elevada irritabilidad, presentan temblores, no aceptan el alimento e incluso tienen dificultades respiratorias. Los científicos calculan que cerca del 70% de estos pequeños fueron expuestos a dosis de heroína o metadona mientras estaban en el útero de sus madres, ya por adicción a los opiáceos o por tomar medicamentos que los contienen. El Consultor Internacional de Salud Pública, Cesar Chelala, opina que las compañías farmacéuticas deberían explicar mejor las consecuencias de estos productos y dejar de buscar sólo el beneficio económico. Siganos en twitter.com www.facebook.com RT en vivo: actualidad.rt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.