El Gobierno confirmó hoy que los productores de coca del trópico de Cochabamba se constituyen en su principal fuerza de movilización para defender el proceso de cambio y su permanencia en la administración del Estado Plurinacional, que soporta desde hace siete semanas protestas sociales por parte de los médicos trabajadores en salud, Central Obrera Boliviana y ahora el sector universitario.

La movilización de los sectores afines a la Coordinadora Departamental por el Cambio (Codecam) efectuada en Cochabamba fue calificada por el MAS de contundente y exitosa, pues la participación de más de 50 mil personas reafirmó el apoyo al presidente Evo Morales.

La presidenta departamental del Movimiento al Socialismo (MAS), Leonilda Zurita, expresó su satisfacción por la masiva movilización de los sectores sociales que ratificaron su respaldo al Gobierno y todas las conquistas sociales.

Dijo que más de 30 mil productores de coca de las seis federaciones del trópico llegaron a Cochabamba junto a transportistas libres en defensa del proceso de cambio. Tras participar de un mitin procederán a una marcha de reafirmación del proceso de cambio y en apoyo al gobierno del presidente Evo Morales Ayma.

“Los conflictos sociales que están alentados por logias y partidos de la derecha no socavarán la fortaleza del proceso revolucionario. La conspiración debe ser derrotada por manifestaciones de esta naturaleza, que demuestra la fortaleza del Gobierno”, dijo.

A la presencia de los cocaleros, se sumaron campesinos, transportistas libres del trópico, funcionarios municipales y de la Gobernación, jubilados, trabajadoras del Plan Nacional de Empleo (Plane), quienes aprobarán resoluciones dirigidas a continuar con la defensa y profundización del proceso de transformación del país.

OPOSICION

No obstante, el asambleísta del Movimiento Sin Miedo (MSM), Mario Orellana, afirmó que día que pasa el Gobierno del MAS se va quedando sin sectores sociales que lo sustenten, excepto los productores de coca, que vuelven a demostrar que es lo único que le queda para defender “su proceso de cambio y su revolución democrática y cultural”.

Dijo que a los cocaleros se suman los campesinos, que en Cochabamba están divididos, precisamente por los privilegios que otorga el Gobierno a los productores de coca, quienes están convencidos de ser los autores de la conquista del poder para el Movimiento al Socialismo y Evo Morales Ayma.

Por eso dijo que no sorprendía para nada que la contramarcha de los cocaleros sea multitudinaria, pero no así de los sectores campesinos del valle, funcionarios públicos, transportistas otros sectores sociales que son minoritarios frente a los productores de coca del trópico de Cochabamba, de donde emergió el liderazgo de Evo Morales y se gestó el denominado Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos, expresado en el MAS.

“Los cocaleros son una fuerza corporativa que siempre se movilizarán, no sólo en defensa del proceso de cambio, sino por no perder sus privilegios que le otorga el régimen de Evo Morales”, agregó.

Orellana sostuvo que el Gobierno del MAS enfrenta la orfandad política porque gruesos sectores de la clase media, trabajadores, fabriles, mineros y muchos sectores sociales, pero especialmente los indígenas del oriente, le quitaron su respaldo y sustento social.

“Se trata de un Gobierno debilitado y sin bases de sustento, lo que es muy peligroso para su estabilidad y permanencia en la administración del Estado por falta de legitimidad”, dijo.

Fuente: Los tiempos

[ad#ad-2-300×250]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.