Siria continúa siendo escenario de atentados terroristas, el último de los cuales le costó la vida a más de 40 personas, e hirió a 170. Pese a todo, no se esfuma la esperanza de que cuaje el plan de paz y la labor de los observadores de la ONU en el país. El siguiente reportaje detalla la difícil situación en la que se desenvuelven los inspectores internacionales en las ciudades sirias, debido a la inseguridad que genera la violencia que no cesa. Un grupo de observadores de Naciones Unidas se encuentra en la ciudad de Idlib. En la actualidad las autoridades controlan la parte central del Estado, pero en las provincias rurales continúan los enfrentamientos. Parece que los mediadores internacionales tendrán que emplearse a fondo para imponer el alto del fuego. Además, en esta área es frecuente la actividad de grupos violentos. “Desde hace un año y medio nadie sabe lo que está pasando. Nos vamos a la cama intimidados y nos despertamos sintiendo lo mismo. Unos culpan al Gobierno y otros a los grupos armados, no sabemos quién es el responsable de todo esto. Nos sentimos perdidos”, dice una mujer siria. Leer más: actualidad.rt.com Siganos en twitter.com www.facebook.com RT en vivo: actualidad.rt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.