La oposición rusa, que dio un nuevo impulso a su serie de protestas la víspera de la investidura del presidente, dio un nuevo paso al frente con un ‘paseo’ multitudinario: los opositores se dieron cita en una plaza del centro y el movimiento camina por la ciudad. Los opositores permanecían en las calles desde el pasado 6 de mayo, cuando tuvieron lugar los enfrentamientos sonados con las fuerzas de seguridad. Tras aquellos sucesos la táctica de la oposición cambió: en vez de concentrarse en las contadas manifestaciones sancionadas con participación de decenas de miles de personas, la gente emprendió un “paseo indefinido” por el centro de Moscú. Los objetivos de los opositores siguen siendo los mismos: exigen anular los resultados de las elecciones parlamentarias y presidenciales por supuestos fraudes masivos, tanto en el proceso de votación, como durante la campaña electoral. La gente se cita cada día en el bulevar Chistoprudni, cerca de una plazoleta que se extiende ante el monumento del poeta kazajo Abai Kunanbáev y organizó allí su campamento, con una cocina común, cabinas de WC, y un programa diario de lecciones, lecturas de poesías y música. Leer más: actualidad.rt.com Síganos en twitter.com y www.facebook.com RT en vivo: actualidad.rt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.