El Gobierno boliviano empezó a negociar con los sindicatos para calmar las protestas sociales que estremecen al país desde hace más de 40 días. Es que los representantes de obreros, médicos y paramédicos amenazaron con volver a las calles esta semana. La Central Obrera Boliviana (el sindicato más grande de ese país) se mostró indignada por el leve aumento salarial propuesto por el Gobierno y exigió aumentarlo “10 veces”. Los empleados de hospitales y clínicas a su vez protestan contra la extensión de su jornada laboral. Siganos en twitter.com www.facebook.com RT en vivo: actualidad.rt.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.